La vida en un paréntesis… #PostCovid19

covid19Se aproxima el #PostCovid19

Miro a la calle con recelo, ajena a lo que pueda depararme tras 36 días de confinamiento, aunque todavía nos quedan 20 más, como mínimo… No pasa nada, estoy dispuesta a utilizarlos, aunque sólo sea para reflexionar un poco más… En realidad, mi recelo, no tiene que ver con la calle en sí, sino con mi relación con el mundo, tras poner mi vida en paréntesis… Se refiere al #PostCovid19.

El cambio y la reinvención son mi mantra, así que no me asustan en absoluto. Me he reinventado varias veces y, en cierto modo, tocaba. Justo estaba concluyendo un nuevo ciclo de diez años, la constante de mi vida…

Sin embargo, esta vez es diferente, porque con lo que no contaba era con reinventarme en tanta compañía. Rodeada de reinvenciones ajenas, incluida la de nuestra cotidianidad. Ese va a ser el nuevo reto y antes tendremos que aceptar ese nuevo mundo, que se está reinventando sin previo aviso y que, todavía nos deparará bastantes sorpresas.

Mi vida en un paréntesis, como la vuestra

Hoy he querido escribir este artículo desde mi parte más personal, aportando lo que me ha servido y lo que no y ofreciendo lo que conozco de estos procesos.

Suelo trabajar desde casa, así que muchas rutinas propias del confinamiento (esa palabra tan fea que antes nunca había utilizado) me han resultado sencillas. Lo que más me ha ayudado es vivir el presente, aunque te suene mucho a coaching. Me ha ayudado también aceptar la situación y las reglas, comprometerme con ellas y con los míos, sin pensar en lo perdido o paralizado. Atender las necesidades de mi familia y amigos, compartir con ellos la información más útil y esquivar el modo queja, la búsqueda de culpables o las luchas estériles a contracorriente.

También me ha servido respetarme como ser humano, ser coherente y seguir algunas recomendaciones, pero no todas. No hacer deporte si normalmente no lo hago, ni pensar demasiado en lo que hay allá fuera, si está fuera de mi alcance o se escapa de esa terraza donde el sol todavía alcanza a acariciarme. Seguir las noticias, sin infoxicación, pero estando muy informada. Así es como me gusta estar y lo que más despierta mi creatividad, ¿por qué habría de dejar de hacerlo? Y eso sí, evitar las peleas políticas, sin más, por pura convicción, porque no estoy dispuesta a aguantar ni una más.

Y en eso sigo… Trabajando en remoto todo lo que puedo. Reflexionando sobre lo que visualizo, imaginando aquello en lo que puedo aportar:

Pronto tocará salir, pero el mundo habrá cambiado

Lo que más me sorprendió de mi primera reinvención, que fue la más radical (9 meses de recorrido) fue que yo no era consciente de lo que había cambiado. Lo descubrí al regresar, al volver a relacionarme con los demás. Por eso, tengo claro que lo diferencial de esta reinvención, con respecto a cualquier otra, va a ser esa vuelta a la realidad, que incluye aceptar la reinvención propia, la ajena, la del mundo la del mundo conocido y la de los que nos rodean.

Ese va a ser nuestro gran reto, porque esto nos ha cambiado a todos. Tras poner la vida en un paréntesis, durante dos meses: ¿Qué ha sido de mis planes? ¿Qué ha sido de los tuyos? ¿Siguen teniendo sentido? Una parte de esa revisión podemos adelantarla, pero tendremos otras pendiente hasta que aterricemos en la nueva realidad. Por mucho que nos cuenten, por mucho que queramos reflexionar.

¿Estaremos a la altura? Seguro que sí… La historia lo ha demostrado muchas veces, sabemos que saldremos adelante, que esto también pasará, pero pronto: ¡Toca retomar la vida! Sacarla de ese paréntesis… Por eso, hoy quiero volver a conectar contigo a través de este blog, para ayudarte en ese proceso de #cambioyreinvención.

Mientras tanto: cuídate, cuida a los tuyos, cuidémonos TODOSPorque esta reinvención es de TODOS, ¡y la atravesaremos juntos!

Feminismo y Libertad

Feminismo y libertad son dos conceptos relacionados. Recuerda que la felicidad (un tema recurrente en este blog) está muy relacionada con la autenticidad y, sobre todo, al ejercicio de la libertad personal y colectiva, tantas veces sacrificada en aras de la seguridad.

En el Día de la Mujer Trabajadora 2020 me refiero a la libertad que nos empodera como mujeres. Por supuesto, como iguales ¿es que hay alguna otra opción? En ese sentido, te comparto aquí un nuevo artículo de la Revista Más Mujer (marzo 2020), con una perspectiva que espero que te aporte algo más para nuestra lucha, tan eterna como necesaria.

¡Atrévete a ser libre! Que es contagioso…

Feminismo y libertad

El 8 de marzo se ha convertido para mí en un momento de reflexión sobre el feminismo. Esta vez, me gustaría transmitir mi esperanza hacia la igualdad de género real.

En mis círculos de debate, percibo que desde hace tres años ha habido una gran evolución en la concienciación y quiero contribuir a que siga así. Dando luz a conceptos como: significado real de feminismo (lucha por la igualdad), sororidad (apoyo entre mujeres), síndrome de la abeja reina (falta de empatía de algunas mujeres de éxito hacia otras mujeres) o anglicismos como mansexplaining (la forma en que algunos hombres nos explican cosas) o manspreading (forma de sentarse de algunos hombres en espacios públicos, reduciendo nuestro espacio vital).

Hemos necesitado revulsivos potentes como las alarmantes cifras de violencia machista, casos como el de Weinstein -en positivo el #MeToo, capaz de movilizar a las mujeres de forma global-, manadas -que no son abuso, que son violación, que han evidenciado la necesidad de modificar la legislación al respecto- o movilizaciones como las de las mujeres chilenas, que han convertido su mensaje en un himno feminista, con ideas que suponen un nuevo avance.

La coreografía de ‘un violador en el camino’

Con respecto a dichas movilizaciones, la coreografía de «un violador en tu camino» fue creada por Lastesis. Un colectivo fundado por cuatro mujeres originarias de Valparaíso que se propusieron transmitir teoría feminista a través del lenguaje audiovisual. La letra de la canción se basa en investigaciones como la de la tesis de Rita Segato, que afirma que la violación es mucho más que un acto sexual. Se trata de un acto de poder y dominación, es decir, un acto político (patriarcal) que limita a la mujer al apoderarse de su intimidad.

En palabras de la propia Segato, es una teoría difícil de digerir y comprender, aunque contrastada, que afirma que quien viola es el sujeto moral (el violador, que se erige en autoridad vigente) y a través de ese acto de sometimiento, consigue colocar a la mujer en un lugar determinado, atrapada en su cuerpo, lo que tiene que ver con el deseo de dominación más que con el deseo sexual o una libido descontrolada. Es un plantamiento novedoso que alude a que lo que en realidad se persigue es cosificarla y conocerlo, hace mucho más comprensible la letra de la canción, de la que incluyo aquí un fragmento:

«El patriarcado es un juez,

que nos juzga por nacer

y nuestro castigo

es la violencia que no ves.

Y la culpa no era mía,

ni dónde estaba ni cómo vestía.

El violador eres tú.”

La letra señala directamente al sujeto activo, sin pasar por alto a los órganos de poder y autoridades que, de alguna manera, contribuyen a perpetuar el patriarcado. Por eso, es necesario seguir empoderando a la mujer y avanzar hacia la igualdad real en todos los ámbitos: personales, políticos y jurídicos. No te olvides que feminismo y libertad están relacionados:

“La única manera de caminar para la libertad, es caminar dentro de ella.”

Clara Campoamor


 

Índice de igualdad de género en la empresa

índice de igualdad de géneroEl índice de Igualdad de Género de Bloomberg (GEI)

Es un indicador concebido para hacer seguimiento del impacto laboral, con consciencia de género, en los resultados empresariales: a nivel de beneficio, oferta de productos y buenas prácticas empresariales de igualdad de género.

¿Cómo aplicar el GEI?

Las compañías interesadas en formar parte de este índice a nivel mundial, pueden hacerlo de forma voluntaria y gratuita,  respondiendo simplemente a una encuesta creada por Bloomberg en su propia web. En breve, se podrá solicitar la plantilla para participar en el Índice de 2021. Aprende más sobre lo que esto significa en mi artículo de Cajasiete con tu negocio. ¡Y anímate a avanzar!

Seguimos avanzando y celebrando los avances de la mujer, en lo profesional y en todas las áreas de la vida. ¡Feliz Día Internacional de la Mujer Trabajadora!

 

Etiquetas:
Publicado en ARTÍCULOS DE OPINIÓN FUTURO DEL TRABAJO MUJER por María-José. Sin Comentarios

Canta fuerte, canta alto…

canta fuerte, canta altoCanta fuerte, canta alto… es mi último artículo publicado en la Revista Más Mujer (diciembre 2019). Me ha salido un poco para dentro, que digo yo, y que es un poco lo que hay estos días… Es una de esas temporadas de la vida que tanto duelen y tanta energía nos demandan. Que, aunque sepamos que enseñan, tanto deseamos que pasen… Canta fuerte alude a esas etapas en la que vale la pena implicarse de lleno, pero también cuidarse y en las que se necesita energía y vitalidad para seguir adelante.

CANTA fuerte y alto, que la vida te cambia en un instante…

De mi diario:

“Hoy no me puedo dormir. Ya son demasiados días de clínicas, hospitales y ausencia de noticias esperanzadoras, ante un deterioro evidente que parece sin remedio… Sin embargo, otra vez me resuena en la cabeza esa canción de Dani Martín: qué bonita la vida… Como si fuera una mueca o una burla. ¿Será un guiño? Eso debe ser… Una especie de tabla de salvación a la que se aferra mi cerebro para no decaer, para no perder el aliento.


Algo parecido me sucede cuando paso conduciendo por debajo del peculiar puente de la Autopista del Norte, la pasarela de acceso al Hospital de la Candelaria. Parece haberse erigido como un icono omnipresente en cualquier ruta que realizo, que me hace evocarla, vaya dónde vaya. Así que, siempre que lo paso lanzo un beso hacia su ventana, aunque ella no lo sepa, ni pueda verme desde la cama en la que está postrada. Es entonces, cuando más deseos siento de vivir, de subir la música, de cantar… De respirar más fuerte para no desperdiciar ni un soplo de aire y saborear la vida intensamente.

No me gustan las palabras que utilizan los médicos estos días y, seguramente por eso, mi cabeza las ha reemplazado por las de la canción, en este verano atípico y extraño en elcí que todos parecen estar de vacaciones menos yo. Ellos pronuncian términos inquietantes: crónico, neurológico, lo suyo se ha acelerado… ¿Lo suyo? ¿Me he perdido algo? ¿Desde cuándo es lo suyo? Hasta ayer no lo era…”

La vida es cíclica

Me ha sorprendido encontrar hoy este escrito de hace cinco años, ha sido un deja vu… Las mismas circunstancias se repiten y prácticamente en la misma fecha con otro ser querido. Lo de menos ha sido este otro verano sin vacaciones, playa o reposo. Lo de menos ha sido no tener ni un momento de relax. Esa es la parte más fácil, en realidad. Lo difícil es aceptar eso que los médicos llaman “lo suyo” como algo irreversible y experimentar como cambia la vida en un instante, esa que a veces te da y a veces te quita, sin previo aviso.

¿Bonita la vida? Parece un contrasentido que la canción me llene de esperanza y no pueda dejar de cantarla… Adivino que fue escrita a raíz de alguna experiencia límite (y luego compruebo que así fue), probablemente diferente a la mía: incidente, altercado político, fenómeno climático, tanto da… Circunstancias que representan un antes y un después, que trastocan nuestra vida. Así viaja la emoción, así se transmite, y eos es lo que siento en este momento. Así que esté ha sido un artículo muy fácil, que estaba prácticamente escrito… Sólo me falta el titular y ¿te lo puedes creer? Lo primero que viene a mi mente es una frase, asociada a otra referencia musical, que me provoca las mismas ganas de cantar, “Sing” de Travis: “el amor que brindas no significará nada, a menos que cantes, cantes, cantes…” ¿Verdad universal? Yo diría que sí…

Recuerda: canta alto y mira hacia arriba que, si todo pasa, lo malo también…

Test profesionales, tus aliados para crear futuro…

test profesionalesTest Profesionales y futuro

Los Test Profesionales son grandes aliados para nuestro desarrollo profesional porque contribuyen a nuestro autoconocimiento, el primer paso para poder mejorar.

En este artículo publicado en el blog de «Cajasiete con tu negocio» hago un recorrido por los test profesionales que considero más interesantes para tu proyección profesional:

  • Test de anclajes
  • DISC
  • Test de Inteligencia Emocional
  • Feedback 360º

En lo laboral, siempre puedes crear un lugar mejor, incluso sin moverte del puesto que ocupas o la empresa para la que trabajas. Para ello, es preciso el autoconocimiento: profundizar en tu experiencia, conocer tus competencias y el valor que aportas, revisar tus interacciones con otros, tener feedback de lo que opinan y saber tu diferencia, tener clara tu actitud frente al trabajo y la vida… Se trata de un recorrido apasionante que, sin duda, te permitirá mejorar tu lugar profesional e irá despejando tu camino, haciendo que lo disfrutes y actives tus opciones futuras.

No te conformes, no te lo pierdas, y crea tu propio futuro…

 

La hormona de la felicidad, ¿existe?

hormonas y felicidad

 

En mi artículo anterior te hablaba de trabajo y felicidad, y en éste, de hormonas y felicidad… ¡Vaya! Estoy recurrente y seguramente en plena búsqueda…

Te ofrezco en este nuevo artículo de la Revista Más Mujer de septiembre, una nueva perspectiva que quizá te ayude a encontrar respuestas, mucho más relacionada con nuestra propia fisiología de seres humanos ¿Cómo se relacionan hormonas y felicidad? ¿Es pura química?

¿Existe la hormona de la felicidad?

La felicidad es una de las grandes búsquedas del ser humano y las propuestas para alcanzarla son múltiples. Existen cientos de teorías, prácticas y recetas sin fin, aunque muchas veces sentimos que no nos encajan. Para mí en concreto, la felicidad es “disfrutar del camino de la vida, en conexión con tu propósito personal e integrando los cambios necesarios con sensación de plenitud.” Aunque tengo que reconocer que, dicho así, no sólo suena utópico, sino que dista mucho de mostrar el cómo. ¿Quién define disfrutar, conexión o plenitud? ¿Y cómo se hace? En realidad, sólo puedes hacerlo tú.

La búsqueda de la felicidad es un proceso personal para el que no existe única palanca.  Es individual y eterno, porque es incierto, cambiante y retador. Hasta tú mismo vas a cambiar durante el proceso y la vida te va a sorprender con lo más inesperado. No siempre sabrás interpretar sus sugerencias, integrar esas transformaciones y aceptar lo inevitable, pero en eso consiste el camino a la felicidad. Con la guía de tu propósito, la mejor pista que vas a tener son tus propias sensaciones a medida que avanzas, a través de los hitos que vas logrando, de tus fracasos o de lo que te aporta el camino.

¿Sensaciones? Sí y por eso, es fundamental reconocerlas, sobre todo la sensación de felicidad, y también por eso, necesitarás cierto autoconocimiento: mental, físico, emocional y hasta neuronal. Esa es la razón de que hoy haya decidido hablarte de hormonas, en concreto, del cuarteto de la felicidad (neurotransmisores):

  • LA SEROTONINA fluye cuando sientes que aportas a los demás o que tu vida tiene un sentido. Su carencia ocasiona sentimiento de soledad y depresión. Algunas actividades que hacen fluir la serotonina son: la luz solar, el ejercicio aeróbico, caminar, los masajes, revivir momentos felices. Ser agradecido y ayudar a los demás.
  • LA DOPAMINA regula la motivación y el deseo haciéndonos repetir conductas que nos producen satisfacción. Es importante para la función motora, la expresión de las emociones, la regulación de sueño y humor, la atención y la resolución de problemas.Se considera el centro del placer, sin embargo, los estudiosos aseguran que está más relacionada con la motivación que con el placer en sí mismo. Por lo tanto, se genera tanto al dar el primer paso hacia un objetivo, como al cumplirlo y se puede activar dividiendo los objetivos a largo plazo en pequeñas metas a corto plazo, y celebrando su consecución. Además, para aumentarla, conviene evitar el estrés y respetar las necesidades de sueño, así como la meditación o el  ejercicio físico moderado regular.
  • LAS ENDORFINAS son una especie de analgésico natural, que provoca una euforia que enmascara el dolor físico, incrementando el umbral de dolor y ayudándonos a resistir cuando es necesario. Se generan al hacer ejercicio, cantar, bailar, reír, con las actividades sociales y de equipo, con las películas tristes (siempre que provoquen respuesta emocional o unión social). También con la comida picante y el chocolate.
  • OXITOCINA es la hormona de los vínculos emocionales y del abrazo. Nos hace sentir confianza y tranquilidad, reduciendo la ansiedad y el estrés. Sólo con un abrazo se elevan los niveles de oxitocina en el cuerpo, también al besar o mimar a otra persona, o a un animal. Estos vínculos emocionales generan más oxitocina a su vez y nos proporcionan sensación plenitud y seguridad, ayudándonos a socializar mejor.

Así que… No sólo existen las hormonas de la felicidad, sino que son buenos indicadores de ella y se pueden estimular. Entonces, ¿te animas a ser feliz?

Trabajo y felicidad

trabajo y felicidad

Trabajo y Felicidad

Cuando nos planteamos el vínculo entre trabajo y felicidad es importante plantearnos: ¿a qué queremos dedicar nuestro tiempo? Esta es la gran pregunta, tu porqué… Y tu felicidad va a depender de ello. La respuesta pasa por una reflexión… Sin ella, pierdes de vista tu propósito y la vida se convierte en una vorágine de tareas sin más.

El buen uso de nuestro tiempo es mucho más que conciliación laboral. Es una cuestión existencial que requiere desapegarse del trabajo como centro, otorgándole un nuevo significado y, desde luego, reasignándole el lugar adecuado para poder estabilizar nuestro proyecto vital en toda su dimensión. Además, ese lugar va a ser revisable en el tiempo, según evolucionan nuestro proyecto de vida y necesidades.

Hacer esa retrospección te permitirá reconsiderar tu significado del trabajo, proyecto de vida, éxito y felicidad, cuatro conceptos que a menudo se confunden en el contexto de Trabajo Total. Porque para dejar de actuar por pura inercia, antes debes tener muy claro lo que quieres que sea tu vida.

En mi artículo publicado en Cajasiete con tu Negocio el pasado 9 de julio, te ofrezco algunas pautas que espero que te ayuden a dar significado al ese concepto de trabajo, el tuyo, que contribuirá a tu felicidad.

 

CUENTO: piedras que son prioridades

PIEDRASCierto día, un conferenciante quiso ejemplificar la forma correcta de gestionar las prioridades. Por eso, de pie frente a la audiencia, tomó un jarro de vidrio de boca ancha y lo puso sobre la mesa que tenía delante. A continuación, sacó una docena de rocas del tamaño de un puño y empezó a colocarlas, con mucho cuidado, una por una, en el jarro.

Cuando no podía colocar más piedras, preguntó a la audiencia: ¿Está lleno este jarro? A lo que todos los asistentes respondieron que sí. Entonces sacó de debajo de la mesa un cubo con piedras más pequeñas y echó dentro del jarro todas las que pudo, moviendo un poco el contenido para que las piedras más pequeñas pudieran acomodarse entre los huecos de las piedras grandes.

Cuando ya no le cabían más piedras, sonrió y preguntó otra vez al grupo: ¿Está lleno ahora el jarro? Los asistentes ya no se atrevieron a afirmar tan rotundamente que no, y uno de ellos dijo que probablemente no estaba lleno.

¡Muy bien! dijo el conferenciante y a continuación, sacó un cubo de arena y empezó a echarla en el jarro, moviéndolo otra vez para que la arena fuera ocupando los espacios vacíos, y volvió a preguntar: ¿Y ahora? ¿Está lleno? Entonces varias personas respondieron que no y él sacó una jarra de agua que fue vertiendo en el jarro hasta que consiguió llenarlo hasta el mismo borde.

Entonces se dirigió a la audiencia para concluir: Si no pones las piedras grandes primero, ya no podrás ponerlas en ningún otro momento. Por lo tanto, primero debes decidir: ¿cuáles son las piedras grandes de mi vida? Y asegurarte de darles su lugar en tu agenda, porque si no, las pequeñas actividades cotidianas te impedirán realizarlas.

Empoderar, empoderamiento… ¡Empodérate!

Empoderar es el objetivo de mi artículo de este mes de junio de la Revista Más Mujer, en todas sus acepciones. Una palabra de origen anglosajón –empowerment– que alude a un concepto que debería estar cada vez más presente en nuestras vidas.

empoderarse Empodérate y lidera tu vida

El liderazgo no sólo está asociado al mundo profesional o al mando, sino que tiene que ver con nuestra capacidad para influir en nuestra vida y en la de los demás. En lo cotidiano, continuamente necesitamos ceder, negociar y poner límites, aspectos que son clave para una vida plena. Al fin y al cabo, vivimos en un mundo relacional.
Nuestra vida mejora cuando somos capaces llegar a acuerdos creativos con los demás, que beneficien a todas las partes, cuando somos capaces de llegar a soluciones compatibles con otras realidades, con empatía, valores y autenticidad. Si avanzamos con ese talante, a medida que caminamos, irán apareciendo nuevos espacios para compartir y crecer, lo que incrementará nuestro liderazgo en una especie de bucle beneficioso.

A nivel individual, podemos desarrollar el liderazgo (autoliderazgo), actuando sobre diversos aspectos. Uno de ellos es la toma decisiones, que es lo mejor que podemos “tomar” para ser felices. Para ello, necesitamos motivación, sentir que lo que ocurre depende de nosotros y, en definitiva, empoderarnos.

Locus de control

En psicología existe un concepto que se denomina locus de control (Rotter, 1966), que me parece muy útil para entender este anglicismo tan de moda: empoderar. Si una persona cree que lo que le acontece tiene que ver con su actitud, acciones y personalidad, se dice que tiene locus de control interno. Cuando, en cambio, la persona interpreta que es una cuestión del azar o de la suerte, se dice que su locus de control es externo. Creer que no tenemos control sobre los acontecimientos, nos vacía de poder, mientras que creer que podemos cambiarlos, nos empodera.

El locus de control es una creencia interna muy arraigada, que hace que las personas se sientan capaces de liderar su vida o no. Por lo tanto, es el primer factor sobre el que actuar si pretendemos empoderarnos o empoderar a otros. No es fácil actuar sobre una creencia, pero se puede. Lo más importante es aprender a distinguir con claridad lo que depende de nosotros y lo que no, lo que podemos cambiar, pero las reglas del juego no nos lo permiten. Todo un arte. Entonces podremos enfocarnos en lo que sí depende de nosotros e influir en que las reglas del juego de la organización, sociedad o empresa en las que estamos inmersos nos empoderen y dejen de limitarnos.

Empoderamiento, locus de control y foco

Una persona estará empoderada, es decir, completamente motivada para ejercer su liderazgo y tomar las riendas de su vida, cuando su locus de control interno esté activado. Además, el entorno en el que está inmersa no debe limitar su capacidad de decisión y actuación. Sólo entonces, la persona podrá enfocarse en su propósito y llevar las riendas de su propia vida.
El propósito es una pulsión, pura conexión con lo que queremos, pero la motivación es el motor y se alimenta del empoderamiento. Es la que nos proporciona la energía necesaria para activar toda nuestra creatividad al servicio de ése propósito.

El empoderamiento empieza en ti, ¿te animas a ejercerlo?

Feliç Sant Jordi 2019!

Feliç Diada de Sant Jordi 2019!

«Pasaporte a la Reinvención» hoy es GRATIS, porque estamos de celebración. Aprovecha para dar el primer paso a tu reinvención hoy y ¡descárgate GRATIS el eBook!

Por Sant Jordi 2019 y durante una semana, puedes descargar mi libro al final de este artículo. Sólo tienes que hacer clic en el botón (promoción válida únicamente durante una semana).

¡Feliz día del libro 2019!

Si no llegas a tiempo a la promoción, puedes comprarlo ta continuación. Te aseguro que te va a gustar…

Compra el eBook aquí

De Sororidad y Abejas Reinas

Mi artículo de este mes de marzo de la Revista Más Mujer está dedicado a dos conceptos muy actuales en la luchas por la igualdad real: De Sororidad y Abejas Reinas. Espero que lo disfrutes, es mi aportación al Día de la Mujer Trabajadora.

de sororidad y abejas reinas Sororidad y otros síndromes

Creo en el significado de las palabras y en su poder para conducir nuestro camino, tanto individual como colectivo. Por eso, al hablar en mi artículo anterior de la postverdad (palabra del año de 2016) decidí hacer una especie de brindis al sol y desearle una palabra mejor al año 2018. En ese momento, todavía no se sabía que sororidad aparecería como candidata en todas las listas, aunque finalmente sólo resultara elegida como el neologismo de 2018 en Catalunya, por el IEC -Institut d’Estudis Catalans (sororitat). Esa circunstancia, me pareció todo un regalo en un año clave para el feminismo, en el que la RAE, por fin, decidió incluir sororidad en su diccionario, tras años de insistencia.

¿Qué significa sororidad?

Sororidad significa solidaridad y concordia entre mujeres, lo que implica un reconocimiento mutuo plural y colectivo. La palabra se atribuye a Miguel de Unamuno, que en su texto “La tía Tula” planteaba la necesidad, nada menos que en 1921, de disponer de un término equivalente a la palabra fraternal (del latín frater, hermano) para la hermandad femenina, proponiendo para ello sororidad (del latín soror, hermana).

Ha transcurrido mucho tiempo hasta que se ha revindicado su uso cotidiano, algo que hizo la Fundación del español urgente -Fundéu BBVA- en noviembre de 2016, registrándola en su web como “relación de solidaridad entre mujeres basada en motivos sociales, éticos o profesionales.” No obstante, según el IEC, ha sido en 2018 cuando se ha empezado a utilizar la palabra socialmente y, desde luego, pude constatarlo en primera persona en Barcelona, durante la Huelga Feminista de 2018, donde también me llamó la atención otro concepto: el síndrome de la Abeja Reina.

¿Qué tiene que ver la Sororidad con el síndrome de la Abeja Reina?

A raíz de la publicación del contramanifiesto a la Huelga Feminista firmado por varias mujeres de éxito, obviando estadísticas y negando la estructura social y discriminatoria que padecen las mujeres, declaraba la socióloga Cristina Hernández: El síndrome de la Abeja Reina lo padecen algunas mujeres con éxito en ámbitos masculinos que reniegan de la sororidad, sin ninguna conciencia de grupo. Como ellas han llegado al poder, creen que todas pueden hacerlo, olvidando los obstáculos de clase social y género que sufre el resto“. Me pareció muy revelador y, desde luego, todo lo contrario a la Sororidad.

Sororidad es contribuir al empoderamiento de la mujer desde cualquier circunstancia, incluida la de éxito personal o profesional. Por eso, me produce una gran satisfacción escuchar declaraciones como las de Ana Botín, presidenta ejecutiva del Banco Santander, capaces de trascender su situación individual en pro de esa conciencia de grupo: “Hoy soy consciente de que decir las cosas públicamente, de forma solidaria con otras mujeres, tiene el poder de cambiar. Soy consciente de estar en una posición privilegiada para hacerlo. Así que, cuando hablo, no lo hago solo por mí misma. Lo hago, junto con la gran mayoría de los hombres que nos apoyan, por todas las mujeres. Por eso mi feminismo es ahora público. Y quizá el tuyo también debería serlo.”

Nos enseñaron a ser rivales, pero decidimos ser aliadas. ¡Sigamos adelante!

¿Qué es el edadismo laboral?

edadismo

Edadismo Laboral

El edadismo se manifiesta en muchos ámbitos, entre los que está el laboral, y consiste en la discriminación por prejuicios y estereotipos relacionados con la edad. En mi artículo publicado en Cajasiete con tu Negocio el pasado 3 de enero, puedes leer sobre este concepto en detalle y quizá inspirarte sobre la mejor manera de combatirlo, porque afecta a distintas franjas de edad.

Por lo que respecta a los más senior, me sorprende que muchas ofertas laborales indiquen: abstenerse mayores de 45, o de 50, o de 55… Pero, ¿cómo es posible? En 2050, la edad media de los europeos será de 53 años (frente a los 37 actuales, según datos de la Unión Europea) y la esperanza de vida alcanzará los 80 años. ¿Nos podemos permitir ese sesgo? ¿Se lo pueden permitir las empresas?

La esperanza de vida crece, la edad de jubilación se retrasa y sin embargo, despreciamos la experiencia.

Si estás en esa circunstancia, te animo a apostar por tu talento y  por lo aprendido, a ser creativo con tu experiencia, a reinventarte y a practicar el networking. La experiencia es valiosa y es tu mayor activo, no permitas que la menosprecien… Es uno de los principales factores que afecta a tu empleabilidad y está estrechamente ligada con tu Talento, tengas la edad que tengas.

 

¡Feliz Navidad 2018 – 2019!

Te deseo que celebres esta Navidad 2018 con MUCHA FELICIDAD y que te acuerdes de ponerle también VALORES a tu árbol, para construir juntos el futuro que todos deseamos para el mundo.

¡PAZ, AMOR Y FELIZ AÑO 2019!

via GIPHY

Navidad 2018

Retórica, Storytelling y POSTVERDAD

Mi artículo de este mes de diciembre de la Revista Más Mujer está dedicado a la POSTVERDAD, pero también al deseo de recuparar los VALORES y actuar conforme a ellos, en cualquier ámbito.

POSTVERDAD

Retórica, storytelling y POSTVERDAD

Las claves para elaborar un buen discurso persuasivo fueron analizadas y descritas por Aristóteles en su libro Retórica, hace ya 2.300 años, y  sus elementos continúan vigentes en el arte de convencer o de conseguir impacto sobre una audiencia:

  • ETHOS: generación de confianza y credibilidad.
  • PATHOS: establecimiento de conexión emocional con la audiencia.
  • LOGOS: razonamiento lógico convincente, basado en hechos y realidades.

Los tres elementos están presentes en cualquier discurso elaborado que se precie, aunque es en el segundo en el que se centran casi todos los relatos políticos y publicitarios actuales.

Postverdad y emociones

Conectar con las emociones de la audiencia es fundamental y se consigue empatizando con ella desde la vulnerabilidad. Para ello, dos recursos muy útiles son la capacidad para contar historias o anécdotas personales (storytelling) y el buen uso de las metáforas para simplificar o ejemplificar los conceptos más complejos.

En definitiva, se trata de elaborar un relato que cuente cómo y por qué la vida cambia a raíz de un incidente desencadenante que ha distorsionado nuestro equilibrio. De centrarse en el porqué, que es el que nos conecta emocionalmente con los demás, porque la argumentación desde esa vulnerabilidad de seres humanos es la que genera emoción y empatía. Por eso, nuestra razón de ser es el cemento que sustenta una buena historia, encandilando a la audiencia y convocando el coraje necesario para seguir adelante.

Hacer un buen uso de la retórica tiene que ver con nuestros valores y ética personal, más que con sus elementos. Invocar a la emoción, en sí mismo, no es ni bueno ni malo. Nuestro relato emocional puede estar basado en los hechos objetivos o sólo en nuestra verdad (LOGOS), puede basarse en la ética o en la manipulación de creencias (ETHOS); pero si consigue movilizar a nuestros interlocutores, de algún modo, funciona. Si el relato está bien hilado y apela a una emoción colectiva, se convierte en verdad absoluta para una buena parte de la audiencia, aunque el razonamiento sea sesgado e incluso nuestro oyente tenga consciencia de ese sesgo.

Postverdad como palabra del año

Ya en la Antigua Grecia se había señalado el estudio de la retórica –e incluso a la poesía- como un instrumento de demagogia, tal y como sucede ahora con la postverdad. Vinculamos la manipulación actual de los medios a la postverdad (post-truth), una palabra que fue elegida como palabra del año en 2016, a raíz de la elección de Donald Trump, cuando se empezó a hablar también de noticias falsas (fake news), pero viene de muy atrás… Sólo que entonces, se evidenció más que nunca el poder de manipulación de la información sobre nuestras emociones e intenciones.

El problema no está en la retórica, ni en el storytelling -que es extremadamente útil en muchos contextos- ni siquiera en la postverdad, que en muchas ocasiones está en nuestra mano cuestionar y desenmascarar. La cuestión está en el mal uso de esos recursos emocionales, en la falta de ética y en la ausencia de valores.

¿Qué palabra del año deseas para 2019? Yo deseo VALORES para este mundo nuestro…  ¡Felices fiestas!

Disrupción en la Empresa

disrupción

Disrupción en la empresa

Se habla mucho de disrupción tecnológica y de mercado, pero ¿cómo podemos abordarlas a nivel de organización? ¿Cómo son las organizaciones disruptivas? Este es el concepto que trato en «Organizaciones disruptivas», mi artículo publicado en el blog «Cajasiete con tu Negocio» (septiembre).

Innovación y disrupción

La propia empresa, ante una innovación acelerada, es la que se encarga de neutralizarla. Es natural, la experiencia y el know how juegan en contra de las tendencias disruptivas y aparece la resistencia al cambio, ante lo que se percibe como un disparate. ¿Cómo organizarnos entonces? Se necesitan sensores fuera de la compañía, en contacto con el mercado, capaces de percibir las tendencias, para así anticipar los cambios y compensar la inercia. Se requieren elementos en la organización que trabajen con alto grado de libertad, sin restricciones.