Instinto de supervivencia empresarial

instinto de supervivencia empresarial

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El instinto de supervivencia empresarial, ¿existe?

Claro que existe el instinto de supervivencia empresarial, porque porque las organizaciones, como las personas, llevan la supervivencia en su ADN porque, al fin y al cabo, están compuestas por seres humanos, con su instinto y su know-how. Las configuran profesionales que ponen toda su creatividad al servicio del avance cuando es necesario y eso es lo que nos llevaremos de la era #postcovid19, por dura que nos pueda parecer, que lo es. Siempre es así y sobrevivir como profesionales y empresas, es nuestra única obligación para alcanzar el futuro deseado.

El 2020, nos ha traido un gran cambio, más disruptivo que nunca a causa de la pandemia que lo ha magnificado, actuando como motor para la transición de la que tanto hablábamos hace tiempo, como poco desde el Foro Anual de Davos de 2016. La pandemia sólo ha traido “el futuro del trabajo” al presente inmediato, haciéndolo aterrizar sin anestesia y acelerando los cambios a todo nivel ¿Te vas a desentender ahora?

Las personas están en el centro

Ya no hay marcha atrás. Si tenías la tarea hecha, bien por ti, y si no, ponte las pilas porque te toca hacerla en modo supervivencia. ¿Te atreves? Yo sí… ¡Y cuento contigo!

Ahora, vamos adónde todo esto nos lleve…

La remontada

La remontada

La remontada es mi artículo de la Revista Mas Mujer y alude a recuperar las alas para elevarnos de este lugar absurdo en que nos hemos instalado en este extraño letargo… Alude a un momento muy deseado que por fin ha llegado, el de volver a empezar y reinventarnos.

Llegó la REMONTADA

Este año 2020 está transcurriendo de forma inédita, muy diferente a todo lo imaginado y, según como se mire, tan rápido como lento.

Por un lado, ha pasado rápido. Ya estamos afrontando el último trimestre y, sin embargo, parece que estemos en la casilla de salida. No ha sucedido nada de lo previsto. Está siendo un año paréntesis, de reinicio, con un antes y un después… Es un “año hito” que deseo que al final sea para bien.

Por otro lado, también tengo la sensación de que transcurre lento, como “el día de la marmota”, ya que es imposible hacer planes: primero por el confinamiento, después por la desescalada, a continuación, por el período vacacional con rebrotes incluidos y, por último, por la amenaza de una segunda oleada, que no sabemos si ya está aquí, está llegando o aparecerá en el último trimestre.

Estamos instalados en un presente eterno y quizá eso sea lo mejor de todo. No nos queda otra que vivir el momento. Por eso, siendo positiva, creo que ese es el gran regalo de este año. Presente para conectar con lo que sucede alrededor, para avanzar en lo pendiente, para descubrir lo que nos importa realmente, así como nuevas formas de hacer y aportar. Presente para hacer lo mejor posible con nuestra libertad de acción limitada… Ah, ¡sí! Y presente para reinventarnos, pero eso, que es a lo que me dedico, a reinventar. No me parece lo diferencial porque la reinvención para mí es una constante en la vida, lo diferencial lo aporta la situación inédita, así como la forma inédita e individual en que nos ha tocado vivirla.

Perderse para encontrarse, o parar para remontar…

En un proceso de reinvención, yo suelo denominar a la primera etapa “el efecto sabático”. Con ello, no me refiero necesariamente a un viaje, sino a desaprender, perderse y permitirse experimentar otras realidades. Darnos la oportunidad de probarnos a nosotros mismos. Por eso, la otra diferencia fundamental de esta circunstancia es que nos reinventamos todos, porque todos hemos tenido que pasar por ahí.

Ahora, con o sin oleadas, lo que toca es la remontada, que es el regreso desde un lugar diferente, a veces, todavía desconocido, llevando en nuestra mochila el bagaje de todo lo aprendido… Yo la considero la etapa más difícil, pero eso va a depender de la realidad de cada cual, de la dureza del proceso vivido, de la madurez con la que se haya podido afrontar y de la claridad de visión sobre nuestro nuevo propósito.

No te agobies, cada cual tiene sus tiempos, respeta los tuyos y permítete el ritmo que tu presente te marque, sin prisa y sin pausa…

Lo importante es caminar, un paso tras otro, e iniciar la remontada con toda la dosis de presente incorporada, la máxima apertura y, en la medida de lo posible, con propósito. Por eso, sal allá afuera y recuerda: “tanto el cambio como la reinvención, siempre son para mejor.”

Pautas de Reinvención #PostCovid19

pautas de reinvención

Ahora que por fin estamos en la Nueva Normalidad, tras el prolongado aislamiento al que nos ha sometido el #Covid19, toca ponernos en marcha desde una perspectiva renovada. ¿Reinventarnos? Si, claro, eso siempre.

Nos reinventamos todos, síncronamente, aunque en algunos casos será más sencillo que en otros, dependiendo de la claridad de propósito y la visión de futuro, que son las que iluminan cualquier reinvención. Os animo a leer el artículo de Caco Martín, en el que participo aportando pautas de reinvención.

También os animo a leer otro artículo de este blog de hace algún tiempo, en la que te ofrezco más detalles de reinvención en un webminar que realicé sobre ese tema.

 

Conexión es reinvención

reinvención es conexión

Conexión es reinvención

El mundo nos ha cambiado de un día para otro y se habla mucho de reinvención y de positividad. Sin embargo, reinventarse no es una cuestión de positividad, sino de consciencia, que es la que permite conectar: con las propias necesidades, las de los demás y las del entorno. Esa es la clave para detectar las oportunidades y no la positividad sin más.

Encajar con el futuro, es la clave

El futuro se ha precipitado en nuestro presente, abruptamente, y una vez superado el shock inicial y aceptada la situación, no queda otra que avanzar, con conexión y atendiendo a distintos aspectos que te detallo en este artículo de Cajasiete: «La reinvención #PostCovid19 es conexión y flexibilidad». Espero que te sea útil para reorientarte hacia el futuro, según tu experiencia y propósito laboral. 

 

30 días, 200 km y «Set Turons» para un confinamiento

set turons30 días y 200 km

Siempre hay nuevos hábitos por cultivar y espacios por descubrir, incluso en los momentos más inesperados y en los lugares que pareces conocer mejor.

Hace siete años que no resido en Barcelona, pero he vivido aquí 32 años y vengo muy a menudo. Así que, no fue raro que me pillara aquí el confinamiento (80 días ya) y aquí estoy, porque… Puestos a encerrarse y trabajar en remoto, ¿qué más da dónde estés?

He vivido este proceso extraño como el resto del mundo, al principio completamente encerrada y con las salidas indispensables, y a partir de la desescalada saliendo en las franjas asignadas a hacer deporte. No es que sea muy deportista, pero decidí hacerlo por salud, física y mental.

Empecé tímidamente, para mejorar una forma física perdida ya antes del confinamiento y aprovechar para reconectar con mi ciudad adoptiva. Ya que estaba aquí, tenía que sentirlo así: recorridos circulares desde casa, de 5 a 7 km diarios y sin utilizar ningún medio de transporte. También procuré que fueran rutas poco frecuentadas y diferentes cada día, al menos los primeros 21, que dicen que es lo que se tarda en desarrollar un hábito. Ya elegiría después…

Han pasado 30 días y me siento feliz al ver la superposición de los recorridos en este dibujo y comprobar que suman 200km, ¡no está mal! El dibujo es ahora un nuevo símbolo para mi, que parece estar a caballo entre una rosa, un árbol o un molino de viento… O un cometa, me acaba de decir alguien en instagram, pues quizá sí, una cometa con forma de rosa, que ha crecido del confinamiento, aunque llena de vitalidad y movimiento…

Creo que la clave para que funcionara el plan, ha sido haber elegido iconos diferentes para cada día: La Sagrada Familia, El Recinto Modernista de Sant Pau, El Parque Güell, La Casa Battló, La Pedrera, La Monumental, La Torre Agbar, El Puente de Bac de Roda, el lugar más próximo donde ver el mar, los parques cercanos, los lugares a los que tenía que ir para trámites… Hasta que, de pronto:

Sin previo aviso, un día cualquiera apareció el primer turó (colina): El Turó de la Peira, y me acordé de las siete colinas de Barcelona. Las haría todas.

Las Siete Colinas (Els Set Turons)

Els Set Turons han sido el gran regalo de este tiempo y me han propocionado recorridos inmejorables, inéditos, cargándome de energía e ilusión por descubrir. Surgieron para mejorar mi idea inicial: mayores pendientes, mayores distancias, recorridos novedosos y nuevos lugares por conocer. Por eso, quiero dedicarles un lugar especial en este artículo, para que te animes a hacerlos tú también:

la peira/set turons

Vista de Barcelona (y el Turó de la Rovira) desde el Turó de la Peira.

  • El Turó de la Peira (133 metros) antiguamente llamado Turó del Montarell. Era un frondoso pinar natural, con abundancia de caza, rodeado de masías. En 1936 se convirtió en uno de los primeros parques públicos de la ciudad y en reserva de leña durante la guerra para los barrios próximos. A pesar de la especulación urbanística de los años cincuenta a setenta, los vecinos consiguieron que se conservara parte del parque original en la cima de la colina. En 1990, se inició el proceso de reforma, cuando el hundimiento de algunos edificios por el uso de cemento aluminoso favoreció la reconstrucción del barrio y la restauración del parque.
el carmel/ set turons

Vista desde la cima del Turó del Carmel

  • El Turó del Carmel (289 metros, el más alto de los siete) también conocido como la Montaña Pelada o el Turó d’en Móra. Su nombre actual lo recibe del Santuario de Nuestra Señora del Monte Carmelo que se encuentra en sus faldas desde el siglo XIX. Lleva dos regalos asociados: las vistas más altas sobre Barcelona (desde el Mirador del Virolai) y por otro lado, El Park Güell en sus faldas. Este turó forma parte el Parc dels Tres Turons, junto con el de la Rovira y el de la Creueta del Coll.

 

tres turons y la peira

Els Tres Turons: Rovira, Carmel y Creueta + Turó de la Peira (entre Montjuic y El Tibidabo, desde Torre Baró)

  • El Turó de la Rovira (261.8 metros) cuenta con varios miradores y bastantes recorridos de interés, además de la mejor puesta de sol sobre Barcelona. En la cima del turó están los Búnkers del Carmelo, un mirador natural sobre la ciudad, que son unas baterías antiaéreas que las autoridades militares republicanas instalaron durante la guerra civil para proteger la ciudad de los bombardeos. En 2011, se adecuó la zona para hacerla más accesible, recuperando su memoria, y ahora es propiedad del MUHBA (Museo de Historia de Barcelona).
la rovira/ set turons

Vista desde el Mirador de la batería antiaérea del Turó de la Rovira.

  • El Turó de la Creueta del Coll (245 metros) también conocido como Turó d’en Falcó y del que sólo se conserva la cara que mira al Tibidabo. Fue prácticamente vaciado por la cantera de piedra granítica que lo ocupó, en cuyo lugar hay actualmente una escultura de Eduardo Chillida, llamada Elogi d’el Aigua, suspendida por cables de acero. En el punto más alto hay una cruz, que no tiene nada que ver con su nombre, del que se desconoce el origen (fue colocada en el 2000 por unos vecinos de la zona).  En la base, hay un parque diseñado por Martorell-Bohigas-Mackay, que se inauguró en 1987 y cuenta con un estanque que en verano sirve de piscina pública. Su visita se puede combinar con la visita al Santuario de Nuestra Señora del Monte Carmelo o el barrio de la Teixonera.
la creueta/ set turons

Vista del Turó del Carmel y Montjuic, desde el Turó de la Creueta del Coll

  • El Turó del Putxet (178 metros) pertenece a las estribaciones de la sierra de Collserola (Tibidabo) y fue urbanizado y convertido en parque público en 1970. Sus jardines están muy cuidados y contienen una gran variedad de especies en todo el recorrido, que a pesar de la pendiente, tiene pocos tramos de escaleras. Está entre los barrios de Sant Gervasio y Vallcarca, en plena ciudad, y hasta cuenta con una magnífica zona de picnic.
el putxet/ set turons

Vista de Barcelona desde el Turó del Putxet

  • El Turó de Monterols (127.3 metros) también denominado Turó d’en Gil prácticamente no sobresale porque quedó totalmente urbanizado en sus laderas, excepto la zona más escarpadada (sobre la cota de los 115 metros) donde se encuentra el parque de Monterols desde 1940. Se puede visitar junto con el siguiente, que está muy cerca.
monterols/ set turons

Vista de Barcelona desde el Turó de Monterols

  • El Turó de Modolell (108 metros) es prácticamente inapreciable, porque está totalmente urbanizado. Se encuentra por encima de la Plaza Adriá y su cima es el lugar donde se encuentra el Monasterio de Santa María Magdalena.

modolell/ set turonsNuevas perspectivas para una nueva mirada

Els turons han sido todo un descubrimiento, me han proporcionado otra perspectiva de Barcelona, una nueva dimensión de la ciudad y conexiones entre lugares habituales y barrios desconocidos.

El plan de recorrer los turons, me ha motivado a salirme de las rutas habituales, convirtiéndose en un redescubrimiento disfrutado y calmado de una ciudad que siempre me ha ofrecido lo mejor, desde que la pisara por primera vez. Ahora me parece incluso más cercana y asequible, ofreciéndome sensaciones y momentos que siembran nuevas miradas, cambios y reinvenciones. Ha sido un gran viaje en mi propio territorio, en la que siempre he sentido como mi casa. Gracias Barcelona.

Si 21 días son un hábito, me pido tres…

nuevo hábitoEste artículo de Más Mujer lo escribí en pleno confinamiento, casi a los 60 días y todavía en fase0…Porque me pilló en Barcelona y aquí la desescalada ha sido muy lenta.

Por eso, pensé que tanto tiempo encerrada merecería tres hábitos como mínimo, quizá necesitaba motivarme y fluir con el presente. Reflexionar, inspirarme e ir recuperando libertades con alegría, para salir a la nueva normalidad con un entusiasmo renovado, que es la mejor manera de redescubrirse y reinventarse. Aquí te lo dejo:

Si 21 días son un hábito, me pido tres…

Llueve afuera. Es la hora de caminar, pero hoy no saldré, al menos por la mañana. Está cayendo el diluvio universal… Hoy será el noveno día de mis caminatas rápidas, de 5km como mínimo. En una semana, he llegado a los 7km en 70minutos y lo estoy disfrutando. Espero convertir esta disciplina diaria en hábito… Cuando pasemos a la Fase1, llevaré 17 días y ya sólo me quedarán cuatro para los 21.

No es que quiera prolongar la fase, ni que tenga el síndrome de la cabaña. Ése en el que estás tan adaptado a la vida en casa que ya no deseas salir, porque lo externo lo percibes como una amenaza. No es mi caso, aunque, al principio del confinamiento lo prefiriera… Me duró las tres primeras semanas y, si no hubiera sido por obligación, no habría salido. En realidad, lo sorprendente era lo bien que llevaba el encierro.

La clave para llevarlo bien fue haberme comprometido con la decisión desde el principio, sin reservas. Eso sí, dándome márgenes en mis rutinas diarias y escuchando hacia adentro: emociones, sensaciones y necesidades, siendo coherente conmigo y con ese compromiso. Sin obligarme a demasiado extra, que bastantes libertades teníamos restringidas, y cuidándome a mi manera. Ahora, quiero celebrar cada libertad recuperada y de ahí surgió el hábito de caminar. Gracias a esa celebración personal, sé que todavía puedo aguantar un poquito más, si es por una buena causa: para no retroceder y evitar enclaustrarnos otra vez.

Mi segundo hábito es un poquito anterior al de caminar, y es una dieta más equilibrada. Hoy llevo 19 días de una dieta más ajustada a lo que quemo, que serán 21 el primer día que quede con amigos para celebrarlo. Sí, me hace ilusión saltármela un poco ese día, y algún otro también, pero espero conservar también este nuevo hábito después de la reclusión obligada.

¿Y el tercer hábito? Ese es el más filosófico… Llevaba tiempo en ello, pero este proceso lo ha puesto a prueba y lo ha consolidado. Es centrarme en el presente, atenta y evolucionando con lo que me rodea, sin prisa y sin pausa, sin queja y sin drama. Respetar mis tiempos, mi vulnerabilidad y escuchar hacia adentro, hasta que pueda seguir avanzando hacia todo lo que la vida me permite, con todo lo que está en mi mano. Desde la máxima libertad, que es elegir mi actitud y ser feliz, sin más.

Escuchar mis miedos para que puedan salir a su debido tiempo, sin permitirles que me paralicen. Dejar que mis lágrimas broten, si necesitan hacerlo, comprendiéndolas. Dejar que la rabia y la impotencia puedan transformarse en algo más útil. Enfocarme en todo aquello a lo que puedo contribuir, profesional y personalmente, sintiendo que aporto algo a este mundo de locos. Éste que se queja de nuestro abuso continuado.

¡Salgamos a comernos nuestro nuevo mundo! Con todo nuestro respeto…

La vida en un paréntesis… #PostCovid19

covid19Se aproxima el #PostCovid19

Miro a la calle con recelo, ajena a lo que pueda depararme tras 36 días de confinamiento, aunque todavía nos quedan 20 más, como mínimo… No pasa nada, estoy dispuesta a utilizarlos, aunque sólo sea para reflexionar un poco más… En realidad, mi recelo, no tiene que ver con la calle en sí, sino con mi relación con el mundo, tras poner mi vida en paréntesis… Se refiere al #PostCovid19.

El cambio y la reinvención son mi mantra, así que no me asustan en absoluto. Me he reinventado varias veces y, en cierto modo, tocaba. Justo estaba concluyendo un nuevo ciclo de diez años, la constante de mi vida…

Sin embargo, esta vez es diferente, porque con lo que no contaba era con reinventarme en tanta compañía. Rodeada de reinvenciones ajenas, incluida la de nuestra cotidianidad. Ese va a ser el nuevo reto y antes tendremos que aceptar ese nuevo mundo, que se está reinventando sin previo aviso y que, todavía nos deparará bastantes sorpresas.

Mi vida en un paréntesis, como la vuestra

Hoy he querido escribir este artículo desde mi parte más personal, aportando lo que me ha servido y lo que no y ofreciendo lo que conozco de estos procesos.

Suelo trabajar desde casa, así que muchas rutinas propias del confinamiento (esa palabra tan fea que antes nunca había utilizado) me han resultado sencillas. Lo que más me ha ayudado es vivir el presente, aunque te suene mucho a coaching. Me ha ayudado también aceptar la situación y las reglas, comprometerme con ellas y con los míos, sin pensar en lo perdido o paralizado. Atender las necesidades de mi familia y amigos, compartir con ellos la información más útil y esquivar el modo queja, la búsqueda de culpables o las luchas estériles a contracorriente.

También me ha servido respetarme como ser humano, ser coherente y seguir algunas recomendaciones, pero no todas. No hacer deporte si normalmente no lo hago, ni pensar demasiado en lo que hay allá fuera, si está fuera de mi alcance o se escapa de esa terraza donde el sol todavía alcanza a acariciarme. Seguir las noticias, sin infoxicación, pero estando muy informada. Así es como me gusta estar y lo que más despierta mi creatividad, ¿por qué habría de dejar de hacerlo? Y eso sí, evitar las peleas políticas, sin más, por pura convicción, porque no estoy dispuesta a aguantar ni una más.

Y en eso sigo… Trabajando en remoto todo lo que puedo. Reflexionando sobre lo que visualizo, imaginando aquello en lo que puedo aportar:

Pronto tocará salir, pero el mundo habrá cambiado

Lo que más me sorprendió de mi primera reinvención, que fue la más radical (9 meses de recorrido) fue que yo no era consciente de lo que había cambiado. Lo descubrí al regresar, al volver a relacionarme con los demás. Por eso, tengo claro que lo diferencial de esta reinvención, con respecto a cualquier otra, va a ser esa vuelta a la realidad, que incluye aceptar la reinvención propia, la ajena, la del mundo la del mundo conocido y la de los que nos rodean.

Ese va a ser nuestro gran reto, porque esto nos ha cambiado a todos. Tras poner la vida en un paréntesis, durante dos meses: ¿Qué ha sido de mis planes? ¿Qué ha sido de los tuyos? ¿Siguen teniendo sentido? Una parte de esa revisión podemos adelantarla, pero tendremos otras pendiente hasta que aterricemos en la nueva realidad. Por mucho que nos cuenten, por mucho que queramos reflexionar.

¿Estaremos a la altura? Seguro que sí… La historia lo ha demostrado muchas veces, sabemos que saldremos adelante, que esto también pasará, pero pronto: ¡Toca retomar la vida! Sacarla de ese paréntesis… Por eso, hoy quiero volver a conectar contigo a través de este blog, para ayudarte en ese proceso de #cambioyreinvención.

Mientras tanto: cuídate, cuida a los tuyos, cuidémonos TODOSPorque esta reinvención es de TODOS, ¡y la atravesaremos juntos!

Feminismo y Libertad

Feminismo y libertad son dos conceptos relacionados. Recuerda que la felicidad (un tema recurrente en este blog) está muy relacionada con la autenticidad y, sobre todo, al ejercicio de la libertad personal y colectiva, tantas veces sacrificada en aras de la seguridad.

En el Día de la Mujer Trabajadora 2020 me refiero a la libertad que nos empodera como mujeres. Por supuesto, como iguales ¿es que hay alguna otra opción? En ese sentido, te comparto aquí un nuevo artículo de la Revista Más Mujer (marzo 2020), con una perspectiva que espero que te aporte algo más para nuestra lucha, tan eterna como necesaria.

¡Atrévete a ser libre! Que es contagioso…

Feminismo y libertad

El 8 de marzo se ha convertido para mí en un momento de reflexión sobre el feminismo. Esta vez, me gustaría transmitir mi esperanza hacia la igualdad de género real.

En mis círculos de debate, percibo que desde hace tres años ha habido una gran evolución en la concienciación y quiero contribuir a que siga así. Dando luz a conceptos como: significado real de feminismo (lucha por la igualdad), sororidad (apoyo entre mujeres), síndrome de la abeja reina (falta de empatía de algunas mujeres de éxito hacia otras mujeres) o anglicismos como mansexplaining (la forma en que algunos hombres nos explican cosas) o manspreading (forma de sentarse de algunos hombres en espacios públicos, reduciendo nuestro espacio vital).

Hemos necesitado revulsivos potentes como las alarmantes cifras de violencia machista, casos como el de Weinstein -en positivo el #MeToo, capaz de movilizar a las mujeres de forma global-, manadas -que no son abuso, que son violación, que han evidenciado la necesidad de modificar la legislación al respecto- o movilizaciones como las de las mujeres chilenas, que han convertido su mensaje en un himno feminista, con ideas que suponen un nuevo avance.

La coreografía de ‘un violador en el camino’

Con respecto a dichas movilizaciones, la coreografía de «un violador en tu camino» fue creada por Lastesis. Un colectivo fundado por cuatro mujeres originarias de Valparaíso que se propusieron transmitir teoría feminista a través del lenguaje audiovisual. La letra de la canción se basa en investigaciones como la de la tesis de Rita Segato, que afirma que la violación es mucho más que un acto sexual. Se trata de un acto de poder y dominación, es decir, un acto político (patriarcal) que limita a la mujer al apoderarse de su intimidad.

En palabras de la propia Segato, es una teoría difícil de digerir y comprender, aunque contrastada, que afirma que quien viola es el sujeto moral (el violador, que se erige en autoridad vigente) y a través de ese acto de sometimiento, consigue colocar a la mujer en un lugar determinado, atrapada en su cuerpo, lo que tiene que ver con el deseo de dominación más que con el deseo sexual o una libido descontrolada. Es un plantamiento novedoso que alude a que lo que en realidad se persigue es cosificarla y conocerlo, hace mucho más comprensible la letra de la canción, de la que incluyo aquí un fragmento:

«El patriarcado es un juez,

que nos juzga por nacer

y nuestro castigo

es la violencia que no ves.

Y la culpa no era mía,

ni dónde estaba ni cómo vestía.

El violador eres tú.”

La letra señala directamente al sujeto activo, sin pasar por alto a los órganos de poder y autoridades que, de alguna manera, contribuyen a perpetuar el patriarcado. Por eso, es necesario seguir empoderando a la mujer y avanzar hacia la igualdad real en todos los ámbitos: personales, políticos y jurídicos. No te olvides que feminismo y libertad están relacionados:

“La única manera de caminar para la libertad, es caminar dentro de ella.”

Clara Campoamor


 

Índice de igualdad de género en la empresa

índice de igualdad de géneroEl índice de Igualdad de Género de Bloomberg (GEI)

Es un indicador concebido para hacer seguimiento del impacto laboral, con consciencia de género, en los resultados empresariales: a nivel de beneficio, oferta de productos y buenas prácticas empresariales de igualdad de género.

¿Cómo aplicar el GEI?

Las compañías interesadas en formar parte de este índice a nivel mundial, pueden hacerlo de forma voluntaria y gratuita,  respondiendo simplemente a una encuesta creada por Bloomberg en su propia web. En breve, se podrá solicitar la plantilla para participar en el Índice de 2021. Aprende más sobre lo que esto significa en mi artículo de Cajasiete con tu negocio. ¡Y anímate a avanzar!

Seguimos avanzando y celebrando los avances de la mujer, en lo profesional y en todas las áreas de la vida. ¡Feliz Día Internacional de la Mujer Trabajadora!

 

Etiquetas:
Publicado en ARTÍCULOS DE OPINIÓN FUTURO DEL TRABAJO MUJER by María-José. Sin Comentarios

Canta fuerte, canta alto…

canta fuerte, canta altoCanta fuerte, canta alto… es mi último artículo publicado en la Revista Más Mujer (diciembre 2019). Me ha salido un poco para dentro, que digo yo, y que es un poco lo que hay estos días… Es una de esas temporadas de la vida que tanto duelen y tanta energía nos demandan. Que, aunque sepamos que enseñan, tanto deseamos que pasen… Canta fuerte alude a esas etapas en la que vale la pena implicarse de lleno, pero también cuidarse y en las que se necesita energía y vitalidad para seguir adelante.

CANTA fuerte y alto, que la vida te cambia en un instante…

De mi diario:

“Hoy no me puedo dormir. Ya son demasiados días de clínicas, hospitales y ausencia de noticias esperanzadoras, ante un deterioro evidente que parece sin remedio… Sin embargo, otra vez me resuena en la cabeza esa canción de Dani Martín: qué bonita la vida… Como si fuera una mueca o una burla. ¿Será un guiño? Eso debe ser… Una especie de tabla de salvación a la que se aferra mi cerebro para no decaer, para no perder el aliento.


Algo parecido me sucede cuando paso conduciendo por debajo del peculiar puente de la Autopista del Norte, la pasarela de acceso al Hospital de la Candelaria. Parece haberse erigido como un icono omnipresente en cualquier ruta que realizo, que me hace evocarla, vaya dónde vaya. Así que, siempre que lo paso lanzo un beso hacia su ventana, aunque ella no lo sepa, ni pueda verme desde la cama en la que está postrada. Es entonces, cuando más deseos siento de vivir, de subir la música, de cantar… De respirar más fuerte para no desperdiciar ni un soplo de aire y saborear la vida intensamente.

No me gustan las palabras que utilizan los médicos estos días y, seguramente por eso, mi cabeza las ha reemplazado por las de la canción, en este verano atípico y extraño en elcí que todos parecen estar de vacaciones menos yo. Ellos pronuncian términos inquietantes: crónico, neurológico, lo suyo se ha acelerado… ¿Lo suyo? ¿Me he perdido algo? ¿Desde cuándo es lo suyo? Hasta ayer no lo era…”

La vida es cíclica

Me ha sorprendido encontrar hoy este escrito de hace cinco años, ha sido un deja vu… Las mismas circunstancias se repiten y prácticamente en la misma fecha con otro ser querido. Lo de menos ha sido este otro verano sin vacaciones, playa o reposo. Lo de menos ha sido no tener ni un momento de relax. Esa es la parte más fácil, en realidad. Lo difícil es aceptar eso que los médicos llaman “lo suyo” como algo irreversible y experimentar como cambia la vida en un instante, esa que a veces te da y a veces te quita, sin previo aviso.

¿Bonita la vida? Parece un contrasentido que la canción me llene de esperanza y no pueda dejar de cantarla… Adivino que fue escrita a raíz de alguna experiencia límite (y luego compruebo que así fue), probablemente diferente a la mía: incidente, altercado político, fenómeno climático, tanto da… Circunstancias que representan un antes y un después, que trastocan nuestra vida. Así viaja la emoción, así se transmite, y eos es lo que siento en este momento. Así que esté ha sido un artículo muy fácil, que estaba prácticamente escrito… Sólo me falta el titular y ¿te lo puedes creer? Lo primero que viene a mi mente es una frase, asociada a otra referencia musical, que me provoca las mismas ganas de cantar, “Sing” de Travis: “el amor que brindas no significará nada, a menos que cantes, cantes, cantes…” ¿Verdad universal? Yo diría que sí…

Recuerda: canta alto y mira hacia arriba que, si todo pasa, lo malo también…

Test profesionales, tus aliados para crear futuro…

test profesionalesTest Profesionales y futuro

Los Test Profesionales son grandes aliados para nuestro desarrollo profesional porque contribuyen a nuestro autoconocimiento, el primer paso para poder mejorar.

En este artículo publicado en el blog de «Cajasiete con tu negocio» hago un recorrido por los test profesionales que considero más interesantes para tu proyección profesional:

  • Test de anclajes
  • DISC
  • Test de Inteligencia Emocional
  • Feedback 360º

En lo laboral, siempre puedes crear un lugar mejor, incluso sin moverte del puesto que ocupas o la empresa para la que trabajas. Para ello, es preciso el autoconocimiento: profundizar en tu experiencia, conocer tus competencias y el valor que aportas, revisar tus interacciones con otros, tener feedback de lo que opinan y saber tu diferencia, tener clara tu actitud frente al trabajo y la vida… Se trata de un recorrido apasionante que, sin duda, te permitirá mejorar tu lugar profesional e irá despejando tu camino, haciendo que lo disfrutes y actives tus opciones futuras.

No te conformes, no te lo pierdas, y crea tu propio futuro…

 

La hormona de la felicidad, ¿existe?

hormonas y felicidad

 

En mi artículo anterior te hablaba de trabajo y felicidad, y en éste, de hormonas y felicidad… ¡Vaya! Estoy recurrente y seguramente en plena búsqueda…

Te ofrezco en este nuevo artículo de la Revista Más Mujer de septiembre, una nueva perspectiva que quizá te ayude a encontrar respuestas, mucho más relacionada con nuestra propia fisiología de seres humanos ¿Cómo se relacionan hormonas y felicidad? ¿Es pura química?

¿Existe la hormona de la felicidad?

La felicidad es una de las grandes búsquedas del ser humano y las propuestas para alcanzarla son múltiples. Existen cientos de teorías, prácticas y recetas sin fin, aunque muchas veces sentimos que no nos encajan. Para mí en concreto, la felicidad es “disfrutar del camino de la vida, en conexión con tu propósito personal e integrando los cambios necesarios con sensación de plenitud.” Aunque tengo que reconocer que, dicho así, no sólo suena utópico, sino que dista mucho de mostrar el cómo. ¿Quién define disfrutar, conexión o plenitud? ¿Y cómo se hace? En realidad, sólo puedes hacerlo tú.

La búsqueda de la felicidad es un proceso personal para el que no existe única palanca.  Es individual y eterno, porque es incierto, cambiante y retador. Hasta tú mismo vas a cambiar durante el proceso y la vida te va a sorprender con lo más inesperado. No siempre sabrás interpretar sus sugerencias, integrar esas transformaciones y aceptar lo inevitable, pero en eso consiste el camino a la felicidad. Con la guía de tu propósito, la mejor pista que vas a tener son tus propias sensaciones a medida que avanzas, a través de los hitos que vas logrando, de tus fracasos o de lo que te aporta el camino.

¿Sensaciones? Sí y por eso, es fundamental reconocerlas, sobre todo la sensación de felicidad, y también por eso, necesitarás cierto autoconocimiento: mental, físico, emocional y hasta neuronal. Esa es la razón de que hoy haya decidido hablarte de hormonas, en concreto, del cuarteto de la felicidad (neurotransmisores):

  • LA SEROTONINA fluye cuando sientes que aportas a los demás o que tu vida tiene un sentido. Su carencia ocasiona sentimiento de soledad y depresión. Algunas actividades que hacen fluir la serotonina son: la luz solar, el ejercicio aeróbico, caminar, los masajes, revivir momentos felices. Ser agradecido y ayudar a los demás.
  • LA DOPAMINA regula la motivación y el deseo haciéndonos repetir conductas que nos producen satisfacción. Es importante para la función motora, la expresión de las emociones, la regulación de sueño y humor, la atención y la resolución de problemas.Se considera el centro del placer, sin embargo, los estudiosos aseguran que está más relacionada con la motivación que con el placer en sí mismo. Por lo tanto, se genera tanto al dar el primer paso hacia un objetivo, como al cumplirlo y se puede activar dividiendo los objetivos a largo plazo en pequeñas metas a corto plazo, y celebrando su consecución. Además, para aumentarla, conviene evitar el estrés y respetar las necesidades de sueño, así como la meditación o el  ejercicio físico moderado regular.
  • LAS ENDORFINAS son una especie de analgésico natural, que provoca una euforia que enmascara el dolor físico, incrementando el umbral de dolor y ayudándonos a resistir cuando es necesario. Se generan al hacer ejercicio, cantar, bailar, reír, con las actividades sociales y de equipo, con las películas tristes (siempre que provoquen respuesta emocional o unión social). También con la comida picante y el chocolate.
  • OXITOCINA es la hormona de los vínculos emocionales y del abrazo. Nos hace sentir confianza y tranquilidad, reduciendo la ansiedad y el estrés. Sólo con un abrazo se elevan los niveles de oxitocina en el cuerpo, también al besar o mimar a otra persona, o a un animal. Estos vínculos emocionales generan más oxitocina a su vez y nos proporcionan sensación plenitud y seguridad, ayudándonos a socializar mejor.

Así que… No sólo existen las hormonas de la felicidad, sino que son buenos indicadores de ella y se pueden estimular. Entonces, ¿te animas a ser feliz?

Trabajo y felicidad

trabajo y felicidad

Trabajo y Felicidad

Cuando nos planteamos el vínculo entre trabajo y felicidad es importante plantearnos: ¿a qué queremos dedicar nuestro tiempo? Esta es la gran pregunta, tu porqué… Y tu felicidad va a depender de ello. La respuesta pasa por una reflexión… Sin ella, pierdes de vista tu propósito y la vida se convierte en una vorágine de tareas sin más.

El buen uso de nuestro tiempo es mucho más que conciliación laboral. Es una cuestión existencial que requiere desapegarse del trabajo como centro, otorgándole un nuevo significado y, desde luego, reasignándole el lugar adecuado para poder estabilizar nuestro proyecto vital en toda su dimensión. Además, ese lugar va a ser revisable en el tiempo, según evolucionan nuestro proyecto de vida y necesidades.

Hacer esa retrospección te permitirá reconsiderar tu significado del trabajo, proyecto de vida, éxito y felicidad, cuatro conceptos que a menudo se confunden en el contexto de Trabajo Total. Porque para dejar de actuar por pura inercia, antes debes tener muy claro lo que quieres que sea tu vida.

En mi artículo publicado en Cajasiete con tu Negocio el pasado 9 de julio, te ofrezco algunas pautas que espero que te ayuden a dar significado al ese concepto de trabajo, el tuyo, que contribuirá a tu felicidad.

 

CUENTO: piedras que son prioridades

PIEDRASCierto día, un conferenciante quiso ejemplificar la forma correcta de gestionar las prioridades. Por eso, de pie frente a la audiencia, tomó un jarro de vidrio de boca ancha y lo puso sobre la mesa que tenía delante. A continuación, sacó una docena de rocas del tamaño de un puño y empezó a colocarlas, con mucho cuidado, una por una, en el jarro.

Cuando no podía colocar más piedras, preguntó a la audiencia: ¿Está lleno este jarro? A lo que todos los asistentes respondieron que sí. Entonces sacó de debajo de la mesa un cubo con piedras más pequeñas y echó dentro del jarro todas las que pudo, moviendo un poco el contenido para que las piedras más pequeñas pudieran acomodarse entre los huecos de las piedras grandes.

Cuando ya no le cabían más piedras, sonrió y preguntó otra vez al grupo: ¿Está lleno ahora el jarro? Los asistentes ya no se atrevieron a afirmar tan rotundamente que no, y uno de ellos dijo que probablemente no estaba lleno.

¡Muy bien! dijo el conferenciante y a continuación, sacó un cubo de arena y empezó a echarla en el jarro, moviéndolo otra vez para que la arena fuera ocupando los espacios vacíos, y volvió a preguntar: ¿Y ahora? ¿Está lleno? Entonces varias personas respondieron que no y él sacó una jarra de agua que fue vertiendo en el jarro hasta que consiguió llenarlo hasta el mismo borde.

Entonces se dirigió a la audiencia para concluir: Si no pones las piedras grandes primero, ya no podrás ponerlas en ningún otro momento. Por lo tanto, primero debes decidir: ¿cuáles son las piedras grandes de mi vida? Y asegurarte de darles su lugar en tu agenda, porque si no, las pequeñas actividades cotidianas te impedirán realizarlas.

Empoderar, empoderamiento… ¡Empodérate!

Empoderar es el objetivo de mi artículo de este mes de junio de la Revista Más Mujer, en todas sus acepciones. Una palabra de origen anglosajón –empowerment– que alude a un concepto que debería estar cada vez más presente en nuestras vidas.

empoderarse Empodérate y lidera tu vida

El liderazgo no sólo está asociado al mundo profesional o al mando, sino que tiene que ver con nuestra capacidad para influir en nuestra vida y en la de los demás. En lo cotidiano, continuamente necesitamos ceder, negociar y poner límites, aspectos que son clave para una vida plena. Al fin y al cabo, vivimos en un mundo relacional.
Nuestra vida mejora cuando somos capaces llegar a acuerdos creativos con los demás, que beneficien a todas las partes, cuando somos capaces de llegar a soluciones compatibles con otras realidades, con empatía, valores y autenticidad. Si avanzamos con ese talante, a medida que caminamos, irán apareciendo nuevos espacios para compartir y crecer, lo que incrementará nuestro liderazgo en una especie de bucle beneficioso.

A nivel individual, podemos desarrollar el liderazgo (autoliderazgo), actuando sobre diversos aspectos. Uno de ellos es la toma decisiones, que es lo mejor que podemos “tomar” para ser felices. Para ello, necesitamos motivación, sentir que lo que ocurre depende de nosotros y, en definitiva, empoderarnos.

Locus de control

En psicología existe un concepto que se denomina locus de control (Rotter, 1966), que me parece muy útil para entender este anglicismo tan de moda: empoderar. Si una persona cree que lo que le acontece tiene que ver con su actitud, acciones y personalidad, se dice que tiene locus de control interno. Cuando, en cambio, la persona interpreta que es una cuestión del azar o de la suerte, se dice que su locus de control es externo. Creer que no tenemos control sobre los acontecimientos, nos vacía de poder, mientras que creer que podemos cambiarlos, nos empodera.

El locus de control es una creencia interna muy arraigada, que hace que las personas se sientan capaces de liderar su vida o no. Por lo tanto, es el primer factor sobre el que actuar si pretendemos empoderarnos o empoderar a otros. No es fácil actuar sobre una creencia, pero se puede. Lo más importante es aprender a distinguir con claridad lo que depende de nosotros y lo que no, lo que podemos cambiar, pero las reglas del juego no nos lo permiten. Todo un arte. Entonces podremos enfocarnos en lo que sí depende de nosotros e influir en que las reglas del juego de la organización, sociedad o empresa en las que estamos inmersos nos empoderen y dejen de limitarnos.

Empoderamiento, locus de control y foco

Una persona estará empoderada, es decir, completamente motivada para ejercer su liderazgo y tomar las riendas de su vida, cuando su locus de control interno esté activado. Además, el entorno en el que está inmersa no debe limitar su capacidad de decisión y actuación. Sólo entonces, la persona podrá enfocarse en su propósito y llevar las riendas de su propia vida.
El propósito es una pulsión, pura conexión con lo que queremos, pero la motivación es el motor y se alimenta del empoderamiento. Es la que nos proporciona la energía necesaria para activar toda nuestra creatividad al servicio de ése propósito.

El empoderamiento empieza en ti, ¿te animas a ejercerlo?