¿Cambiar? Para crear…

OLYMPUS DIGITAL CAMERA¡Este es mi post número 200! Y para celebrarlo, ya que estamos en un momento vacacional y de ocio para muchos, nada mejor que enfocar el cambio aligerándolo, tratándolo desde las emociones y los sentimientos, ya que preceden y acompañan cualquier transición y son buenos indicadores de la llamada cuando sucede.

Éste es un artículo de los que forma parte del espíritu original de este blog, muy vivencial. Mi primera fuente de inspiración emocional sobre esos momentos especiales que anuncian cambios surge de la película musical Begin Again, que te recomiendo por su frescura y porque refleja bien la energía que lo acompaña, tal y como yo lo entiendo, desde la autenticidad y los valores. En concreto, destaco sólo una pequeña frase de las muchas que contiene, y que surge en un momento de la historia en el que se escucha un rap improvisado e inspirador, un tanto cómico, que transmite una de las claves del cambio: “El camino trae suerte, si tu eres tan fuerte, como tu próximo paso.” Parece naif, pero es como todo sucede, porque todo empieza por un primer paso y por desapegarse de los resultados, apostando simplemente por el camino y por el fluir. Evoca la forma en que se suceden los procesos de cambio, con esa primera acción, buscada o no. A veces, tras detonantes abruptos o inesperados de nuestra vida, con amor y dolor a partes iguales… Es una llamada al atrevimiento y a invocar nuestra creatividad, con autenticidad y valores, nos lleve adónde nos lleve, sin tener mucho más en cuenta pero en profunda conexión con nosotros mismos, lo que somos, pensamos y sentimos, guiados por nuestras emociones.

La segunda idea, emocional e inspiradora también, la cacé al vuelo de Country Strong, una película que reponían en televisión (no muy buena por cierto) con una frase final que me tocó de lleno, haciéndome revivir las sensaciones que tuve en distintos momentos de cambio de mi vida, siempre positivos al final:

“Si ves que me hago pequeño, es que me voy.

No lo lamentes porque debo irme de aquí.

Si ves que me hago pequeño, no te inquietes.

No tengo prisa, tengo derecho a desaparecer.”

Y como no hay dos sin tres, allá va mi tercera inspiración emocional. Es una referencia a una canción de mi infancia que desde hace unos días resuena en mi cabeza, quizá porque necesitaba rescatar su letra en esta fase de mi vida. Se trata de “Father and Son” (Padre e Hijo) de Cat Steven que me recuerda la necesidad de apostar por los cambios de nuestra vida y de la importancia de trascender la perspectiva paterna como hijos que somos, para poder recorrer caminos inexplorados. Esa oposición padre-hijo actúa precisamente como fuente de creatividad y como única posibilidad de crecimiento y evolución personal.

¡Disfruta del camino y del cambio!

Etiquetas: , , ,

4 Respuestas de "¿Cambiar? Para crear…"

  • Laura dice:
  • María-José dice:
  • JOSE JUAN dice:
  • María-José dice:
Publicar Comentario