Patrones generacionales y Tendencias empresariales

Los valores generacionales son indicadores precisos de las tendencias de consumo y consecuentemente, del entorno laboral y empresarial. Por eso, hoy comparto con vosotros un vídeo que me ha parecido muy ilustrativo sobre el tema, basado en varios estudios de tendencias de comportamiento y consumo realizados por BOX1824 del 2006 al 2011 (5 años). Además, basándome en la información del vídeo y otras fuentes, aprovecho para ofreceros una perspectiva completa del trabajo a través de los valores de las distintas generaciones y esas tendencias del mercado laboral, que son las que guiarán nuestras oportunidades profesionales.

A los jóvenes nacidos entre el 82 y el 92 se les conoce como generación Y, G –Generosidad-, Global, Milennials, y están posicionados en el vértice de la pirámide de influencia de consumo, lo que significa que no sólo liderarán las tendencias de consumo sino que éstas serán la aspiración de la población más joven que ellos (de 10 a 17 años) y la inspiración de los mayores (de 23 a 45 años). Según el vídeo además, esta generación es la de mayor poder de compra de la historia desde una perspectiva global. Pero para entenderla mejor a nivel empresarial, será conveniente profundizar algo más en ella y en las dos generaciones anteriores:

.

  • Baby Boomers (1946 – 1964): nacieron después de la segunda guerra mundial, eran inseguros, impacientes e impulsaron grandes cambios. Conquistaron el derecho de ser jóvenes, la libertad de ir y venir, e inventaron el estilo de vida joven. Tomaron los centros académicos, los grandes festivales y las calles, Por esta razón, recibieron el nombre de Juventud Libertaria”. Desde el punto de vista profesional, esta generación se rige por el reto, más que por el esfuerzo  –que era la orientación de la generación precedente, 1922-1945-.

.

  • Generación X (65 / 1971 – 1981): aprovecharon los derechos conquistados por los Baby Boomers, eran inconformistas, entusiastas y condujeron nuevos cambios. Tomaron el control de su individualidad y vivieron la búsqueda del placer sin culpa. A esta generación le apasionaban los estereotipos y estaba muy influenciada por el marketing y la publicidad. En lo corporativo y en el entretenimiento, quedó registrada como la Juventud Competitiva”. También se le conoce como la «Generación de la Apatía» o «Generación Perdida» y se caracterizaron por una rebeldía que rechazaba las tradiciones. En España fueron una generación muy preparada, universitarios y con idiomas pero en su momento mileuristas. Les costó cumplir sus expectativas laborales, debido a un mercado laboral sobresaturado de universitarios y los que lo han conseguido, son los que ocupan las posiciones de liderazgo en la actualidad.

.

  • Milennials (1982 – 1993): crecieron con internet y sus identidades transcienden el lugar donde están. No sólo consiguieron las llaves de su casa y de su habitación, sino las del mundo. Internet posibilita que los contenidos personales ganen dimensiones estratosféricas y por eso, ellos son la primera Juventud Global”. Han desarrollado un modo no lineal de pensamiento que no es fácil entender y refleja ese entorno de internet, donde acostumbran a tratar un sinfín de asuntos simultáneamente. Su extendida red social, facilita las relaciones personales cortas y efímeras, lo que se manifiesta también en el trabajo como una pérdida de interés por los planes tradicionales de carrera y sistemas de jerarquía. Cada vez  más, estos jóvenes quieren unir trabajo y placer, pero no como resultado de una búsqueda de un estilo de vida hedonista, sino por pragmatismo. Porque el placer viene a intervalos programados.

.

Los jóvenes milennial son el futuro y sus ídolos son personas comunes que realizan sueños alcanzables y no utópicos. Ellos son cara de la nueva economía, dirigida por códigos abiertos e iniciativas independientes que en internet pueden tener un impacto inmensurable. Esta conciencia colectiva es la que conduce al escenario de nuevas oportunidades de la nueva era, aunque no es fácil porque lo nuevo siempre intimida.

La tendencia es saber y ser muchas cosas a la vez, a diferencia de los 80’s en que los jóvenes eran gregarios y se definían en una cosa o la otra, o de los 90’s en que buscaban la normalidad. Hoy lo normal aburre y hay que expresar las diferencias en lugar de neutralizarlas. Para acabar, me gustaría acabar con dos frases del video que invitan a la renovación: “Más que nunca, para comprender el mundo es necesario comprender a los jóvenes, que son los catalizadores de los grandes cambios y además nos recompensan, porque entender la evolución es una búsqueda que nos mantiene jóvenes también.”

“Si crees que ya sabes lo suficiente y estás en paz con tu espacio en el mundo, te felicito, ¡estás oficialmente muerto!”

Etiquetas: , ,

Publicar Comentario