Libro: El Pensamiento Alineado, de Jim Steffen

A menudo nos sentimos desbordados por la enorme cantidad de tareas que tenemos que abordar en nuestro día a día y esa sensación aumenta cuando aparecen imprevistos, lo que nos hace avanzar con una sensación de estrés en la que nos parece imposible abarcar todo lo que queremos realizar o aquello con lo que nos hemos comprometido. Una situación que se agrava cuando aparecen acontecimientos importantes en nuestra vida, emergencias o cambios que interfieren en nuestras rutinas laborales o personales, y el pretendido equilibrio que queremos establecer entre ambas. Esto también suele darse en épocas de transición en general y desde luego, en las de cambio y reinvención profesional, en la que estamos en búsqueda de nuevas opciones profesionales y expandiendo nuestra red de contactos.

Si, ya sé, un cierto nivel de estrés es incluso beneficioso y una gran parte de este problema se puede resolver utilizando un gestor de tareas online y hay bastantes opciones disponibles en el mercado, muchas de ellas gratuitas. Estoy de acuerdo, esta herramienta puede ser muy útil y se trata más bien de optimizar el estrés, de reducirlo al beneficioso, pero para ello se necesita dar un paso previo que es el fundamental: una buena reflexión acerca de nuestras prioridades y es sobre eso sobre lo que me gustaría hablaros.

Hace ya algún tiempo me leí “El pensamiento alineado”, un libro con pautas sensatas que me han resultado de gran utilidad para revisar mis prioridades. Se basa en un concepto principal muy simple: el MIA –lo “Más Importante Ahora”- y en una metodología también muy sencilla, que denomina pirámide del pensamiento alineado, que yo prefiero llamar del pirámide del pensamiento fluido:

1.  Pregunta sobre el ahora

2.  Pregunta sobre el enfoque

3.  Pregunta sobre el propósito

Una pirámide que se recorre más fácilmente desde la base:

Propósito: ¿Qué quiero realmente de la vida y el trabajo? Se trata de profundizar en nuestras intenciones, reflexionando sobre las actividades que dan sentido a nuestra vida y aportan energía “aquí y ahora”.

Enfoque: Con las múltiples opciones que tengo, ¿Cómo mantengo el foco en lo que realmente quiero?

Ahora: ¿Cómo obtengo lo máximo de lo único que controlo, mis acciones ahora?

Dicho esto, el proceso es muy claro. Se trata de identificar el MIA en relación a lo que realmente queremos en nuestra vida y de organizarnos de acuerdo con  él, dejando de lado todas las tareas no-MIA. Se trata de enfocarnos en lo que hemos elegido libremente, un método que bien llevado nos deja libre de las interrupciones para siempre, siempre que lo revise mos periódicamente y cada vez que aparece una nueva actividad que queremos incorporar.

A partir de ahí,  podemos centrarnos con más facilidad en el presente, dando sentido a cada instante para que la vida se convierta en una celebración”, como propone el autor.

Etiquetas: , ,

4 Respuestas de "Libro: El Pensamiento Alineado, de Jim Steffen"

  • Laura dice:
  • admin dice:
  • JAC dice:
  • María-José dice:
Publicar Comentario