¿Qué es EL SÍNDROME DE LA «CADENA DE ORO» (©3)?

Una de las mayores dificultades a vencer para iniciarme como emprendedora fue el apego a la nómina. Un sentimiento que me acompañó durante bastante tiempo y que es bastante natural sentir,  ya que en base a ella solemos organizar nuestros gastos, proyectos y en definitiva, nuestra vida.

De alguna manera, asociaba la nómina con mi estilo de vida, y eso era lo que en realidad sentía amenazado. Aunque no le encontrara sentido a la profesión que ejercía entonces, este aspecto lo había convertido en secundario, un indiscutible mal síntoma que bauticé como el síndrome de la “cadena de oro”, ya que me mantenía encadenada a la mesa del despacho:

“Una especie de condena que me comprometía con una empresa por encima de mis sueños de futuro, haciéndome creer que fuera no habían más oportunidades, y que no podía vivir sin esa nómina o la sensación de seguridad que me proporcionaba.”

Desde que empezó la crisis y especialmente en estos días de tanto revuelo económico -de paro, recortes y pérdida de condiciones laborales- he observado que ese efecto se ha ido extendiendo cada vez más entre mis clientes. Un sentimiento interno de tener que “aguantar” lo que sea, dentro de su opción profesional actual -algo, dicho sea de paso, de lo que muchos abusan- con la parálisis colectiva que conlleva, tanto para plantearse un cambio de compañía como para emprender. Por eso… sólo puedo decirte: ¡atrévete a salir de tu Zona de Confort!

Lo cierto es que el valor de esa “cadena de oro” es el que nosotros le otorgamos, y no el real. Y eso es lo peor del síndrome, que a veces se sigue experimentando incluso con condiciones laborales deficientes -con las reducciones de sueldo reiteradas o de pérdida de derechos laborales, que vienen dándose estos días.

Además, solemos pensar erróneamente que permanecer es menos arriesgado que moverse, aunque ese lugar donde estamos sea incómodo o nos haga infelices. Algo que tiene que ver con la nuestra tendencia a permanecer en  la Zona de Confort, con la sensación de seguridad que eso nos proporciona, y con la creencia de que “salir de la rueda” tiene un coste demasiado elevado.

Convertirme en emprendedora no siempre ha sido un camino de rosas y proporciona muchos momentos de incertidumbre. Sin embargo, he descubierto que la seguridad profesional auténtica no está asociada a una nómina, ni a un determinado trabajo -por cuenta propia o ajena- sino a la conciencia del propósito y a la firmeza en mantenerse fiel a mismo. Es el propósito es el que garantiza la sostenibilidad laboral al margen de cualquier crisis externa, funcionando como el perfecto antídoto al síndrome de la “cadena de oro” (también conocido como “jaula de oro” o “esposas de oro”).

Etiquetas: , , ,

5 Respuestas de "¿Qué es EL SÍNDROME DE LA «CADENA DE ORO» (©3)?"

  • Pilar dice:
  • Antonia dice:
  • María-José dice:
  • Paolo dice:
  • María-José dice:
Publicar Comentario