Vacaciones, otros planes y el dolce far niente

Comparto contigo mi artículo: “Vacaciones, otros planes y el dolce far niente” del número prevacacional de la revista Más Mujer Canarias de julio, para ver si te animo a hacer tus planes:

MMC, 4jul15

Vacaciones, otros planes y el dolce far niente

Cuando llega esta época, siempre suelo preguntar a mis clientes qué harán por vacaciones, sea  cual sea su situación laboral. Utilizo el  verbo hacer con toda la intención porque no es necesario irse a ningún lado, sino más bien desconectar del día a día. Dice Seth Godin: “en vez de preguntarte ¿cuándo serán mis próximas vacaciones? Mejor construye una vida de la que no necesites escapar “. Una frase que suscribo, aunque considerando necesarias las vacaciones por desconexión en vez de por escapismo. Además,  es importante adaptarse a la realidad y en este país, en lo laboral y a excepción de empleos de temporada o proyectos excepcionales, lo que no ha sucedido el 15 de julio ya no sucederá hasta mediados de septiembre, lo tengo comprobado.  Por eso,  incluso ante una situación de no-empleo, ¿por qué no disfrutar de tu ocio y de un merecido descanso? ¿O aprovechar para involucrarte en un empleo de temporada o voluntariado? La búsqueda de empleo también es un trabajo y como tal, merece un receso.

El sentimiento de culpa ante las vacaciones, no sólo lo experimentan algunas personas sin empleo sino también algunos emprendedores, porque en estos tiempos de hiperconexión parece que lo adecuado sea el modelo de trabajo 24/7 (24 horas al día, los 7 días de la semana) o según como interpretes la frase inicial de Godin,  puede parecer que la desconexión no sea necesaria si te dedicas a lo que te apasiona. Nada más lejos de la realidad, es clave para seguir avanzando y si trabajas por cuenta propia, dispones de toda la flexibilidad para hacerlas cuando tenga sentido para tu negocio y tu vida.

Ahora o cuando decidas tomarte ese tiempo para ti y los tuyos, aprovecha para desconectar y reconectar contigo. Estar en conexión requiere vaciarse de lo que rodea nuestro día a día para fluir con el camino y disfrutar de cada momento, durante las vacaciones y a nuestro regreso. Todo forma parte de esa vida que aspiramos a tener, ésa de la que no necesitamos escapar, aunque hay un momento para HACER y otro para NO HACER, o mejor aún, para poner en práctica el célebre “dolce far niente” italiano, o el “placer de no HACER NADA”. Haciendo un guiño a esta referencia italiana, te dejo con una cita de la película Bajo el sol de la Toscana: “Tienes que vivir esféricamente, en muchas direcciones, nunca pierdas tu entusiasmo infantil y  todo saldrá como deseas.”

Etiquetas: , ,

Publicar Comentario