¿PROPÓSITO externo o interno? (©30)

sxu(hoja) 10493_2472“El viaje de la vida tiene un propósito externo y otro interno. El propósito externo (o secundario) es llegar a tu meta, lograr lo que decides hacer, alcanzar esto o aquello, lo que implica proyectarse al futuro.” Dice Eckhart Tolle, y advierte: “Si el paso que das hacia el futuro, absorbe tanto tu atención que se vuelve más importante que el que estás dando en este instante, te acabas perdiendo el propósito interno (o primario) que no tiene nada que ver con el lugar al que vas o con lo que estás haciendo, sino con el lugar en el que estás y cómo actúas.”

Análogamente ocurre con nuestra misión, que es el qué y no el cómo. Por lo tanto, podríamos identificarla con el propósito externo (o secundario), que es el que aclaramos en este artículo (continuación del de CONSCIENCIA). Sin embargo, es importante no descuidar nuestra conexión con cada momento y fluir con él. Cada uno de esos pequeños instantes consecutivos configuran nuestra vida, son los que nos hacen sentir felices y plenos, y nos acaban conduciendo a nuestro destino, sea el que inicialmente nos planteamos o no.

La misión nos inspira para dirigirnos adonde deseamos (hacia el qué o propósito externo), pero es el cómo el que nos permite fluir con cada momento (propósito interno), aceptando cada circunstancia y sin pensar en lo que nos proporcionará el siguiente.

“El propósito externo pertenece a la dimensión horizontal del espacio y el tiempo, mientras que el propósito interno concierne a una profundización de tu Ser en la dimensión vertical del Ahora sin tiempo”, dice Tolle. “Tu viaje externo puede constar de un millón de pasos, pero tu viaje interno sólo tiene uno: el paso que estás dando en este preciso instante. Cuando te haces consciente de la importancia de ese único paso, te das cuenta de que contiene en si mismo a todos los demás, transformándose en una expresión de perfección, un acto de gran belleza y calidad.”

“Te habrá llevado al Ser y la luz  que ese Ser desprende, brillando a través de él, convirtiéndose a la vez en el propósito y el logro de tu viaje interno. Porque… ¿Importa en realidad si logramos nuestro propósito externo, si triunfamos o fracasamos en el mundo? Sólo te importará mientras no hayas logrado tu propósito interno. Después de lograrlo, el propósito externo es solamente un juego que puedes seguir jugando, simplemente porque te divierte. También es posible fracasar completamente en tu propósito externo y triunfar totalmente en el interno. O lo contrario, que suele ser más común: conseguir riqueza exterior a costa de pobreza interior”.

Para acabar, me gustaría incluir dos frases. La primera es una de las más relevantes de Tolle con respecto a este tema: “Todo propósito externo está condenado a fracasar tarde temprano, simplemente porque está sujeto a la ley de la falta de permanencia de todas las cosas. Cuanto antes te des cuenta de que tu propósito externo no puede darte la realización duradera, mejor. Cuando has visto las limitaciones de ese propósito externo, renuncias a la expectativa irreal de que eso es lo que debería hacerte feliz y lo subordinas a su propósito interno.” La segunda, es la célebre frase de John Lennon: “La vida es eso que nos sucede mientras hacemos otros planes”.

Y ahora… ¿De verdad que no te vas a reinventar?

¿Te interesa conocer el Proceso de Transición completo? Haz clic aquí: Cambio y Reinvención Profesional.

Etiquetas: , , , ,

6 Respuestas de "¿PROPÓSITO externo o interno? (©30)"

  • Joana dice:
  • María-José dice:
  • magointerior33 dice:
  • María-José dice:
  • magointerior33 dice:
  • magointerior33 dice:
Publicar Comentario