¿COMPROMISO y libertad? (©5)

Se suele identificar compromiso con pérdida de libertad, aunque se trate de una elección consciente, y algo similar ocurre con la Zona de Confort, es una expresión que transmite seguridad cuando no tiene por qué ser segura.

En realidad, esas percepciones tienen que ver con nuestros miedos: a la incertidumbre, al fracaso, al abandono o a la pérdida de libertad. Puestos a aconsejar, mi recomendación sería la contraria: comprométete y sal de la Zona de Confort, independientemente del momento económico o de la incertidumbre laboral. Y confía… Sobre todo en ti mismo y en tu capacidad de salir adelante… ¡Aunque te equivoques! Porque sin confianza y coherencia no puede existir un compromiso auténticoSobra decir que no me refiero a comprometerse con cualquier cosa o con cualquiera, sino con nuestros valores, ideales, sueños, proyectos y con los compañeros de viaje que elegimos para recorrer el camino de la vida y la profesión.

¿Para qué comprometerse?

Para poder construir una vida feliz y sostenible, en lo profesional y en lo personal, con coherencia interna con tus propios valores y sueños. Visualizar y nombrar lo que deseamos nos empodera para conseguirlo, nos libera de otros condicionamientos y produce un efecto “mágico” y movilizador, tanto en nosotros como a nuestro alrededor, por la propia coherencia que transmitimos.

Hay dos tipos de compromiso: racional y emocional, y están estrechamente relacionados. Si además de estar comprometidos con la idea lo estamos emocionalmente, perseveraremos hasta conseguir hacerla realidad, porque nuestro compromiso es de corazón. Las personas aportan mucho más cuando están comprometidas emocionalmente.

¿Por qué salir de la Zona de Confort?

Permanecer inmóviles, sobre todo cuando nos rodea el cambio no garantiza seguridad, sino parálisis y obsolescencia… Al contrario de lo que parece, nos resta la flexibilidad necesaria para afrontar las renovaciones y reinvenciones necesarias en nuestro camino, ahora y siempre. Ya tendrás la oportunidad de rectificar o aprender de los fracasos que ciertamente sucederán, al fin y al cabo, no puedes prever todas las circunstancias… Sin embargo, cuentas con tu creatividad y te garantizo que aparecerá siempre que la necesites, porque todos la tenemos de serie y se pone en marcha como el instinto de supervivencia. Con respecto al miedo, quizá no puedas evitarlo del todo pero se trata de mantenerlo a raya y no dejar que te limite… Con respecto al miedo, hay una frase de Winston Churchill que me encanta: “pasé la mitad de mi vida preocupándome de cosas que jamás ocurrieron.”

Una de las claves de la vida es comprometerse y elegir, porque el cambio es lo único que permanece. En realidad, el verdadero compromiso es con la oportunidad y con el coraje de ofrecer poner todo lo que somos al servicio de los demás, empezando por nuestro propio talento.

Dijo Goethe:

Hasta que te comprometes, existe la duda, la posibilidad de retroceder, siempre sin provecho. En relación a los actos de iniciativa y creación, hay una verdad elemental cuya ignorancia mata un sin número de ideas, así como espléndidos planes: ¡en el momento en que te comprometes de veras, la Providencia también actúa!

Sea lo que sea que puedas o sueñes que puedes hacer, ¡comiénzalo! El atrevimiento posee genio, poder y magia. ¡Empieza ahora! ” 

¿Te interesa conocer el Proceso de Transición completo? Haz clic aquí: Cambio y Reinvención Profesional.

Etiquetas: , , ,

2 Respuestas de "¿COMPROMISO y libertad? (©5)"

  • María-José dice:
Publicar Comentario