Momento presente ¿real o psicológico? (“El poder del Ahora” de Eckhart Tolle)

RELOJ DALÍEn su libro El Poder del Ahora, Eckhart Tolle aconseja liberarse del tiempo psicológico, en el sentido de desprenderse de necesidad de una identidad  basada en el pasado o de una realización futura, lo que supone una  transformación profunda en cuanto a consciencia de uno mismo.

El tiempo real (o de reloj) va más allá de concertar una cita o planear un viaje, incluye aprender del pasado para no reiterarnos en los mismos errores una y otra vez, o establecer propósitos, emprendiendo las acciones adecuadas para alcanzar nuestras expectativas, en base a nuestro aprendizaje previo.

Cuando nos marcamos un propósito y avanzamos hacia él, estamos utilizando el tiempo real. Somos conscientes de dónde queremos ir y a la vez, seguimos valorando y prestando la máxima atención al paso que damos. Sin embargo, cuando nos centramos excesivamente en el objetivo –que yo personalmente diferencio del propósito– puede que busquemos completar nuestro sentido de identidad a través del resultado y dejemos de honrar al ahora.

Limitaríamos entonces la búsqueda de felicidad, al vincularla a la consecución de un objetivo, apegándonos al resultado de forma obsesiva. Le restamos importancia al presente, reduciéndolo a un simple paso intermedio que te permite acceder al futuro, sin valor intrínseco, y es entonces cuando el tiempo se convierte en psicológico. El camino de vida deja de ser una aventura y ya no miramos, ni olemos las flores que están al lado del camino o nos interesamos por la belleza o el milagro de la vida que se desarrolla a nuestro alrededor, como cuando estamos en el ahora.

El momento presente es lo único que tenemos y no existe en nuestra nuestra vida un momento diferente a ése. Aunque, en lugar de hablar de nuestra vida, muchas veces hablamos de nuestra situación de vida –que está compuesta de tiempo psicológico, pasado y futuro- identificando ambos conceptos.

Dice Eckhart Tolle: ¡Olvida tu situación de vida por un tiempo y presta atención a tu vida! Tu situación de vida es un asunto mental y está vinculada al tiempo psicológico. Date espacio, crea el espacio que te permita encontrar la corriente de vida que subyace de tu situación de vida. Tu vida es real y la puerta estrecha que conduce a ella se llama ahora: ¡tu vida es ahora!

Tener un problema significa dar vueltas mentalmente a una situación sin tener verdadera intención o posibilidad de hacer algo al respecto ahora. Inconscientemente estás haciendo del problema parte de tu identidad y sientiéndote tan agobiado por tu situación de vida que te pierdes la sensación de la vida, “el Ser”.

¿Hay alegría, fluidez y ligereza en lo que estoy haciendo? Si no la hay, el tiempo es psicológico, encubre el momento presente y percibimos la vida como una carga o esfuerzo. Se trata de conceder mucha más atención a lo que se hace que al resultado que se espera obtener.

En ausencia del tiempo psicológico, tu sentido de identidad procede del Ser, no de tu pasado personal. Al estar libre del tiempo psicológico, tampoco persigues tus objetivos con sombría determinación, impulsado por el miedo, la ira, el descontento o la necesidad de convertirte en alguien. Ni te paraliza el miedo al fracaso, que para el ego implica una pérdida de identidad.

Por lo tanto, no te preocupes por el fruto de tus acciones: mantente atento a la acción misma. El fruto ya vendrá cuando corresponda. Esta es una práctica habitual muy poderosa.

(A continuación os incluyo el vídeo de Puerto Presente, de Fito y los Fitipaldis y Macaco, refrescante y ad-hoc,  en el que Carmen Machi aporta su excelente toque de humor en tiempo presente. ¡Espero que os guste!)

Etiquetas: , ,

Publicar Comentario