¿Co-creamos nuestro futuro? (Teoría-U, 3ª parte)

Hoy finaliza mi particular trilogía sobre la Teoría-U, de Otto Scharmer, que he ido recorriendo desde hace algunas semanas aquí e intercalando con algún otro concepto para hacerla fluir más y mejor. Una herramienta que he traído a este blog de forma intencionada para contribuir a la divulgación de un modelo empresarial de éste tiempo. ¡Espero que os guste y os conduzca al mejor futuro posible, tal y como éste emerge. En un momento en el que estamos tan ávidos de respuestas y sobre todo, de propuestas!

Otto Scharmer que nos propone un “sonriente” recorrido en forma de U (ver 1ª parte en este blog), para ejercer un liderazgo efectivo en el ámbito de los negocios también y no sólo en el deportivo, dónde están más familiarizados con técnicas que se basan en los estados de conciencia y atención profundossatori– que permiten mejorar el desempeño y del que os hablaba en mi entrada de la semana pasada, animada por el nuevo año.

Para ser líderes efectivos, en primer lugar se tiene que conocer el espacio interno desde el que se actúa, algo muy vinculado al tipo de escucha que identifica la Teoría-U (ver más detalles en la 2ª parte, también es éste blog) y según la cual nos movemos en cuatro “estructuras de ámbitos de atención”, que no sólo afectan a la forma en que escuchamos individualmente, sino también a la forma en que comunicamos dentro de un grupo ya a la que forma que dan las instituciones a sus geometrías de poder:

Ámbito

 

Estructura de la atención

Micro:

PENSAR

(individual)

Meso:

CONVERSAR

(grupal)

Macro:

ESTRUCTURAR

(institucional)

Mundo:

COORDINACIÓN DEL ECOSISTEMA

(sistema global)

Ámbito 1:

Actuando desde el viejo mundo-yo

Escucha 1:

Descargar hábitos de pensamiento

Descargar:

Ser amable y cor­tés, reafirmando normas

Centralizado:

Maquinaria burocrática

Jerarquizado:

Un plan central

Ámbito 2:

Actuando desde el mundo-eso (actual)

Escucha 2:

De hechos, enfocada a los objetos

Debate:

Hablar fuerte, desenmascarar normas

Descentralizado:

 

Divisionalizado

Mercado:

 

Competición

Ámbito 3:

Actuando desde el mundo-tú (actual)

Escucha 3:

Escucha empática

Dialogo:

Indagación

reflejo de las normas

En red:

Relacional

Dialogo:

Ajustes mutuos

Ámbito 4:

actuando desde el más alto futuro posible que desea emerger

Escucha 4:

Escucha generativa

Presenciando

Creatividad colectiva, flujo, creando las normas

Ecosistema

Ba

Presencia colectiva:

 

Viendo desde la totalidad que emerge

Las estructuras de la atención determinan el camino del florecimiento social: Para poder responder a los retos de nuestro tiempo, debemos extender nuestra manera de actuar de los ámbitos 1 y 2, a los ámbitos 3 y 4 en todos los niveles del sistema.

Existen cuatro meta-procesos fundamentales del ámbito social que solemos dar por sentados: Pensar (individual), Conversar (grupal), Estructurar (institucional) y de Coordinación de ecosistemas (de sistémica global).

La manera como prestamos atención a una situación, individual y colectivamente, determina la dirección en la cual el sistema se mueve y la manera como este emerge. Según la Teoría-U que personalmente comparto, en los cuatro niveles – personal, grupal,  institucional, y global – avanzar de respuestas reactivas y soluciones rápidas a un nivel sintomático (ámbitos 1 y 2) a respuestas generativas que aborden la raíz sistémica de los problemas (ámbito 3 y 4) es el desafío más importante del liderazgo de nuestro tiempo. Se trata de recorrer una secuencia de  tres movimientos.

  • Observar, observar, observar.” Lo que significa dejar de descargar y empezar a escuchar.
  • “Retiro y reflexión: permítale al conocimiento interior emerger.” Ir al espacio interior de tranquilidad donde el conocimiento aflora, prestar atención a lo que quiere emerger y en particular a nuestro rol y a nuestro propio camino.
  • “Actuar en un instante.” Hacer un prototipo de lo nuevo, para explorar el futuro a través del hacer. Para crear una pequeña pista de aterrizaje en ese futuro que nos permita experimentar en él.

En el contexto práctico del recorrido en forma de U, se requieren dos movimientos adicionales: una fase incicial de construir una base común (co-iniciar) y una fase final que se enfoque en revisar, mantener y promover los resultados prácticos (co-evolucionar). Los cinco movimientos se muestran en la figura a continuación:

MODELO U, 5fases

Prestad especial atención al uso del prefijo “co-“, que ya adelanté en mi post del 21 de noviembre, inmersa ya en el estudio de este modelo. ¿No os suenan bien todas ellas? Co-iniciar, co-percibir, co-presenciar, co-crear y co-evolucionar: ¡La garantía de un tránsito al tu mejor futuro! ¡El nuestro!

 

Etiquetas: , , ,

Publicar Comentario