El camino del héroe (1): Viaje Iniciático -C.G. Jung 1-

ESPIRAL VATICANO

El viaje del héroe es una historia detrás de todas las historias conocidas, la más antigua del mundo.  Es un mensaje de sabiduría que trasciende culturas y épocas, y en cierto modo una tradición arquetípica. Jung interpretó que no sólo tenemos aspectos que nos individualizan, sino que tenemos un universo interior común, al que llamó inconsciente colectivo, que nos conecta con los arquetipos del alma y cuyas imágenes compartimos todos.

En el camino del héroe sucede que, a raíz de una pérdida o una misión, el protagonista recibe la llamada a realizar una tarea. Se pone en marcha y, a lo largo del recorrido, se encuentra con adversarios y con ayudantes o aliados, hasta que logra hacer frente a su oponente, vencerlo y hacerse con la “fórmula mágica”. Una vez que consigue lo que busca y se deshace de sus adversarios, emprende el camino de regreso a casa enriquecido por la experiencia, que delimita un antes y un después.

Todas las grandes tradiciones, la literatura antigua, la mitología y las religiones han tratado el tema del viaje del héroe o la heroína, desde tiempos inmemoriales. Un viaje con sentido que ha sido considerado como iniciático, al acarrear un aprendizaje que supone una transformación para la persona que los realiza, haciendo que la persona iniciada entre en contacto con el uso de un potencial interior que desconocía tener.

El viaje no tiene que ser un mero desplazamiento geográfico, sino una búsqueda de cambio y renovación que se deriva de la propia experiencia. En consecuencia, hay distintas concepciones y algunas se basan en el estudio, la meditación o en un determinado tipo de vivencias. No obstante, en esos equivalentes espirituales de viaje, los héroes tienen también el espíritu inquieto que es fundamental para emprenderlo. Viajar representa perseguir una aspiración, un anhelo, y no supone huida ni sometimiento, sino evolución y búsqueda. Además, según Jung, la psique humana para evolucionar tiene que dar paso a la integración de la sombra. Por eso, desde el punto de vista iniciático no existe un viaje heroico, o un camino del héroe, que no contemple un encuentro con la sombra, descenso al infierno o confrontación con las fuerzas de la oscuridad.

Estamos evolucionando como personas hacia el arquetipo del  Mago,  que es un hombre capaz de sanarse a sí mismo a través de su propio recorrido. El viaje del héroe tiene relación con ese arquetipo y evoluciona en forma de espiral ascendente,  en la que es posible avanzar aunque muchas veces nos movamos en círculos hacia atrás, y es un recorrido que se emprende reiteradamente a lo largo de la vida. Cada etapa tiene una lección que impartirnos y a veces nos encontramos con situaciones que nos trasladan a etapas previas, de modo que podamos sacar conclusiones y alcanzar nuevos niveles de complejidad intelectual y emocional – se dice que numerológicamente cada 9 años atravesamos por el mismo estadio-.

A través de su recorrido, el Mago adquiere la habilidad de reconocer y acoger la abundancia del universo. A medida que el ciclo se expande, el héroe se acerca a lo que añoraba cuando se sentía “huérfano”: el retorno al edén perdido, primero en el nivel personal y después en el cósmico. Pero en lugar de experimentar la abundancia desde una posición dependiente e infantil, entra en ella desde la interdependencia con los demás, con la naturaleza y con la espiritualidad. De ese modo, lo que aprende es la lección de la felicidad y que nada esencial se pierde.

En próximas entrada, encontrarás las etapas del recorrido del camino, sobre las que existe abundante literatura, siendo uno de los autores más referenciados Joseph Campbell, filósofo y mitógrafo estadounidense, autor de “El héroe de las mil caras”. Si te interesa la parte más psicológica de C. G. Jung, te animo a leer la siguiente cápsula.

Etiquetas: , ,

6 Respuestas de "El camino del héroe (1): Viaje Iniciático -C.G. Jung 1-"

  • Laura dice:
  • admin dice:
  • Douglas Paz dice:
Publicar Comentario